www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RESEÑA

Miguel Ángel Hernández: Intento de escapada

domingo 16 de junio de 2013, 14:40h
Miguel Ángel Hernández: Intento de escapada. Anagrama. Barcelona, 2013. 248 páginas. 16,90 €. Libro electrónico: 12,99 €
El análisis de la distancia que media entre ética y estética es uno de los particulares más valiosos de esta inteligente novela de Miguel Ángel Hernández, quien ya dio recreo a su escritura académica y ensayística con pequeños asaltos a la narrativa en forma de relatos y microrrelatos. Con Intento de escapada aligera la rígida escritura académica y enriquece los relieves del pensamiento con esa otra verdad -de orden estético- que contiene toda noble literatura. La iniciación en el ambiente profesional, académico y artístico del joven Marcos permite reflexionar sobre el mundo del arte y sus límites morales al tiempo que ilumina alguna de las aristas más mezquinas y atroces de nuestra sociedad como son los arrabales donde mora parte de la inmigración y otros excluidos sociales.

Además de un gusto denodado por la literatura, el protagonista comparte con el autor la profesión de profesor de arte en una universidad de provincias. Marcos ha de cerrar su investigación tras 10 años de dedicación. Obsesionado por una idea recrea su iniciación al mundo del arte de la mano de Jacobo Montes, síntesis de parte del arte contemporáneo, pero no de la totalidad ni quizá de lo más duradero. Montes, desde una poética de la abyección con enfoque social, es epítome y recreación verosímil de artistas como Santiago Sierra, Piero Manzoni o Guillermo Vargas, famoso por su polémica obra "Exposición #1," aquella del perro famélico moribundo.

Marcos será asistente del artista y copartícipe al ser “sus ojos en la ciudad” pues facilita el trabajo de documentación pero al traspié eso lo convierte también en cómplice del secreto tenebroso de las obras de Montes. Un personaje argumentará: “El arte y la ética son cosas diferentes […] Una cosa puede ser una gran obra de arte sin dejar de ser éticamente abominable”. En efecto, aquello que nos fascina e hipnotiza buena parte de las veces contiene un acercamiento al lado más oscuro del alma humana. La belleza no es nada sino el principio de lo terrible declaró Rilke al labrar su estética. Los disgustos que acarrearon al compositor Stockhausen por su interpretación del atentado de las Torres Gemelas como la mayor obra de arte puso a las claras la abismal escisión entre ética y estética, pero también el hercúleo poder de lo políticamente correcto, esa sofisticada reencarnación del puritanismo.

Además de pasajes destacables como la ceremonia de graduación, la escena íntima con la profesora Helena o el retrato de la inmigración y la exclusión social, se descubre una lucha entre la faceta de creador de Miguel Ángel Hernández y la del profesor, Miguel Ángel Hernández Navarro. Quizá a sabiendas de ello y en cómplice guiño al lector en la novela, el autor apellida “Navarro” con sana parodia a un desagradable profesor, director del Instituto de Arte. Hay muchos más detalles literarios jugosos: Montes, el personaje fugitivo por su propia sobreexposición, se presenta con acierto al lector multiplicado por los espejos. El texto tiene incluso espacio para un apunte de lirismo preñado de significado cuando se remata un capítulo con la descripción de la silueta de unos niños jugando a la pobre luz del anochecer.

Entre las posibles taras, quizá el apego excesivo a modelos conocidos, donde me permito destacar al inolvidable luso Pereira creado por Tabucchi. Efectiva en un primer momento la similitud de protagonistas en su desapego a la realidad, se vuelve dependiente del modelo y solo cuando escapa del referente literario, demasiado cercano, logra la autonomía deseada.

Hernández pinta con acierto algunas de las podredumbres más obsesivas de este mundo que transitamos. El despertar de la conciencia de Marcos nos conduce por entre las cimas del arte y sus no tan distantes cloacas. Deseamos suelte el pulso narrativo este narrador que describe las manías, los vicios y miserias de nuestra sociedad actual. Una interesante ópera prima, de recomendable lectura, anuncio de una voz a considerar.

Por Francisco Estévez
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (7)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.