www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Crítica de cine

[i]The East[/i]: un viaje al núcleo de los antisistema

domingo 14 de julio de 2013, 12:06h
El joven director Zal Batmanglij dirige este interesante thriller protagonizado por Brit Marling, en el que también interviene Ellen Page, y que pasó con éxito por la última edición del Festival de Sundance.
Se trata de la segunda colaboración entre el joven director norteamericano nacido en Francia de padres iraníes y la actriz de los Ángeles Brit Marling, que también interviene en el guión de la cinta, como ya lo hizo en su primer trabajo juntos, la original película Sound of my voice. En esta ocasión, su proyecto ha contado con mayor presupuesto y un elenco bastante más amplio, que incluye actores conocidos como Ellen Page, Julia Ormond o Patricia Clarkson en alguno de los numerosos roles secundarios que aparecen en la historia que protagoniza Brit Marling. Ella es quien se encarga de dar vida a una ex agente del FBI, Sarah Moss, que empieza una nueva etapa profesional como investigadora privada en Hiller Broos, una agencia dedicada especialmente a salvaguardar los intereses de las grandes corporaciones del país cuando estos se ven amenazados, por ejemplo, por grupos antiglobalización o que defienden por medios violentos el medio ambiente. La primera misión que le encarga la directora de la agencia, interpretada por la veterana Patricia Clarkson, consiste en infiltrarse en los grupos anti sistema con el único objetivo de descubrir a The East, una organización especialmente efectiva que ya ha dado golpes contra alguno de los clientes de Hiller Broos y de la que, en realidad, aún no ha podido descubrirse nada, ni quienes la integran, dónde se ocultan o quién la dirige.

Lo que, por supuesto, no entra en los planes de la hábil agente es llegar a un grupo cuyos miembros no son, simplemente, unos locos poseídos por el diablo con ganas de hacer daño sin razón alguna. Tampoco son, desde luego, unos mártires cargados de razón. Y este es, probablemente, el mayor acierto de un guión que intenta mostrar todos los puntos de vista sin tomar partido – al menos, no demasiado – por ninguno de ellos. Cuando Sarah, ya infiltrada en el extraño grupo de jóvenes que viven sin dinero en una casa del bosque cuidando unos de otros y con manías un tanto extrañas como darse de comer entre ellos, empieza a escuchar las razones personales de cada uno para hacer lo que hacen, empieza a sentir una empatía nada recomendable para la misión que debe llevar a cabo. Por supuesto, a ello se une la atracción que siente por el líder, un niño bien que quemó su propia casa cuando sus padres murieron para no vivir con ningún lujo, a quien da vida el actor, director y guionista sueco Alexander Skarsgard. Es algo que, en todo caso, ya hemos visto en otras historias de infiltrados: cuando vuelven a sus vidas de verdad, no son capaces de olvidar a algunas de las personas con las que intimaron en su falsa vida. Tampoco las experiencias y en el caso de Sarah, que se ve envuelta en dos de las acciones que el grupo lleva a cabo, contra una empresa farmacéutica – a la que da a probar su “propia medicina” – y contra una corporación energética que vierte residuos a un río cercano, sus dudas empezarán a ser tan evidentes que se verá cuestionada por su implacable jefa, sin que tampoco en el grupo hayan llegado a fiarse por completo de ella.

Sin embargo, es Sarah, al contrario de lo que pueda parecer, quien guarda un as en la manga porque tampoco ha sido capaz de confiar en ninguno de los dos frentes – sencillamente no actúan como ella cree que deberían - y el cuidado guión da, al final de la cinta, una vuelta más a la tuerca de lo que está bien y de lo que nunca lo estará. Así, el cuidado y bien rodado filme invita no sólo a pasar dos horas de entretenimiento, sino también a reflexionar, intentando ponerse en la piel de cada uno de los bien construidos personajes que, en realidad, no son del todo buenos ni completamente malos. Sólo humanos que, a veces, aciertan y, en otras ocasiones, están terrible y mortalmente equivocados.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios