www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

entrevista

Gwyneth Paltrow: "No valgo para ser una diva"

domingo 04 de mayo de 2008, 21:14h
En los últimos años se ha hecho desear...
Ha sido una decisión voluntaria y meditada. Cuando me casé, decidí que prevaleciera mi faceta de mujer ante la de actriz. Y, cuando fui madre, tuve muy claro que no dejaría a mis hijos al cuidado de otra persona para irme yo a trabajar.

¿Y ha merecido la pena?
La sigue mereciendo. Estoy decidida a espaciar mis apariciones en la gran pantalla en beneficio de mi familia. Quiero disfrutar del crecimiento de mis hijos, llevarlos al parque, leerles cuentos, darles el desayuno todos los días. Hasta que crezcan lo suficiente como para empezar a valerse por sí mismos e ir al colegio a hacer amigos, yo intentaré hacer una película al año...

"Iron Man" es la que cumple la cuota de este año, entonces...
(Risas) ¡Exacto! Ha sido divertido este rodaje. Tal vez es una producción que se ajusta poco a mis trabajos habituales, pero me gusta trabajar con gente buena. Cuando me dijeron que en el casting estaba gente como Robert Downey Jr. y Jeff Bridges ¡no lo dudé!

¿Era lectora de cómics de niña?
No he leído ni uno en mi vida ¡fijate qué horror! Los cómics no son lecturas de niñas, por lo menos en mi infancia. Ahora, sin embargo, soy una experta porque la gente de Marvel me ha regalado un libro enorme con todos los cómics encuadernados. El que se los leía todos era mi hermano Jake. Tal vez algún día lleve alguno al cine. Ahora es director y en breve estrenará la película que acaba de rodar conmigo y con Penélope Cruz. Será toda una sorpresa.


Paltrow, de heroína de cómic en "Iron Man"


¿Cómo ha hecho compatibles estos rodajes con su vida familiar?
Teniendo a mis hijos cerca. Por fortuna, aún son pequeños y eso me da cierta libertad de movimientos. No quiero renunciar a ser y ejercer de madre por el trabajo. La maternidad me ha ayudado a profundizar en el sentimiento del amor y a entender mejor el sentido de la vida.

En las últimas semanas se ha hablado mucho de su depresión, tras el nacimiento de su hijo pequeño, Moses...
No tenía por qué ocultarlo, por eso lo conté con naturalidad... pero no quiero hacer de esa circunstancia un tema de debate. Lo positivo de esa experiencia es que me enteré de que había pasado por ella cuando ya había terminado. Me sentía cansada, estaba desganada, con pocas ganas de vida social... pero todas esas sensaciones se han evaporado. Soy muy feliz con la vida que tengo.

¿Se imagina ahora sin marido e hijos?
¡Ni en sueños! Mi familia es mi realidad. Casarme y tener hijos es la mejor decisión que he tomado en mi vida. Mi marido trabaja en Inglaterra y por eso vivimos en Londres. Allí soy feliz, los paparazzi no me molestan, puedo hacer mi vida de ama de casa con normalidad. Me gusta jugar en el parque con los niños o ir a hacer la compra sin sentirme expiada. En Los Ángeles eso es más difícil. Es un lugar estupendo para trabajar, porque la gente es fantástica y sólo quiere luchar por ser feliz, pero prefiero para vivir la tranquilidad de Europa.

¿Es un privilegio ser una estrella de Hollywood y vivir alejada de él?
Yo no valgo para ser una diva, no he nacido para llevar esa vida. Lo que me ha hecho crecer como persona ha sido crear mi familia. Vivir el glamour de las fiestas y alfombras rojas, trabajar en la meca del cine ¡¡está muy bien!!, pero hay vida más allá de ese entorno. Yo quiero disfrutar de mi familia, que por eso la formé. Y quiero hacerlo en el lugar en el que ellos se sientan más libres. Sin duda, me siento una privilegiada al poder vivir lejos de Hollywood y seguir siendo bien considerada en mi profesión.

¿El Oscar por "Shakespeare in love" hizo de usted una mujer diferente?
No me cambió ni como mujer ni como actriz. Ese premio me dio algo muy valioso, que es la libertad. Fue un honor increíble que la gente del cine apreciase mi trabajo, pero hay que saber administrar la ambición. Nunca me creí que, al estar en lo más alto, ya me podía dormir y vivir de la estela del Oscar. Lo bueno de ese premio es que me permitió elegir el resto de los proyectos con más calma... Por eso ahora puedo saborear los momentos buenos de mi vida sin presión.


Pelirroja en "Iron Man", con Robert Downey Jr.