www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Un uso inescrupuloso de la figura del Papa Francisco

miércoles 07 de agosto de 2013, 20:32h
Resulta difícil para cualquier argentino no asociar las reiteradas alusiones del Papa Francisco a la corrupción con los abrumadores y escandalosos indicios que, a estas horas, nos colocan entre las naciones más “desarrolladas” del mundo. No estamos solos, ciertamente, en este selecto club. Sin embargo, pretender que las referencias del Papa no nos afectan, directa o indirectamente, sería no solamente ingenuo sino absurdo.

Pero es sabido que a nuestra presidenta nada parece importarle. Nadie como ella y su difunto esposo maltrataron al Cardenal Bergoglio al punto de menospreciar su investidura, su persona y la institución que representa. Nadie como ellos o sus acólitos lo asociaron a períodos oscuros del país, a connivencias nunca probadas con el régimen militar o a intrigas presentes. “El diablo también les llega a los que usan sotana”, llegó a decir abiertamente el ex presidente Kirchner en alusión a Bergoglio.

Ahora Bergoglio es el Papa Francisco, el que convoca multitudes y despierta admiración en todos los rincones del mundo. Por eso el kirchnerismo monta afiches electorales en la vía pública involucrando a Su Santidad, contra todos sus imaginables deseos, en la contienda electoral del próximo domingo. En la foto, tomada en Río de Janeiro, aparecen el Papa, Cristina Kirchner y el intendente Martín Insaurralde, quien encabeza la lista de diputados del oficialismo en la provincia de Buenos Aires.

La presidenta debió haber viajado sola a Río, en virtud de la invitación cursada gentilmente por Dilma Rousseff a sus colegas latinoamericanos para asistir a la visita Papal. Pero, de nuevo, ella no sabe de límites ni de escrúpulos. Es evidente que se hizo acompañar por Insaurralde con el sólo objeto de sacarse una foto con Francisco y su candidato para luego difundirla con propósitos electorales.
A la luz de las reacciones que este afiche viene provocando, no parece que la estrategia vaya a tener éxito. Quedará, pues, para el anecdotario y como ilustración, entre tantas otras, de una manera de ejercer el poder que en días más tendremos oportunidad de cuestionar en las urnas.

Enrique Aguilar

Politólogo

ENRIQUE AGUILAR es director del Instituto de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la Universidad Católica Argentina

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios