www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL TRIBUNAL EUROPEO Y EL FRACASO DE LOS POLÍTICOS ESPAÑOLES

martes 22 de octubre de 2013, 12:59h
Los magistrados del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, al margen de su politización, han hecho lo que la coherencia jurídica exige. La retroactividad no es de recibo. Aunque el Tribunal Supremo y el Constitucional le dieron la vuelta a una norma jurídica, también consagrada, por cierto, en nuestra Constitución, aplicando los beneficios penitenciarios solamente a una de las condenas, la realidad es que resulta muy difícil mantener en pie la doctrina Parot, máxime cuando los jueces europeos sabían que Zapatero había pactado su eliminación con la banda terrorista Eta.

Pero el problema no está ahí. El problema es que los políticos españoles mantuvieron durante 22 años el Código Penal de Franco sin modificarlo, sin adaptarlo a las nuevas circunstancias. Si Adolfo Suárez hubiera reformado en 1978 el Código Penal, estableciendo para los delitos terroristas el cumplimiento íntegro de las penas, nos hubiéramos ahorrado el bochorno al que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha sometido a la Justicia española. Pero si Adolfo Suárez no se enfrentó con el problema, Calvo-Sotelo ni siquiera lo meditó y Felipe González aplazó su solución hasta 1995.

Lo que ha ocurrido es producto del fracaso de los políticos españoles, no solo de Zapatero, sino también de sus antecesores, incapaces de prever lo que podía ocurrir y encantados de disfrutar del incienso con que los turiferarios de turno aromaban su vida. La gran política, en fin, es la que previene, no la que cura.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.