www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LOS SECRETISMOS DE RAJOY

miércoles 07 de mayo de 2008, 21:28h
El dictador Franco se complacía, respaldado por su férrea censura de prensa, en jugar con los nombramientos y las destituciones. Lanzaba sus bolas malabares al aire y disfrutaba jugando con ellas, expectantes los papanatas de que al final su nombre fuera el elegido por el dedo todopoderoso del caudillo. A muchos nos indignaba aquella diversión dictatorial.

Por eso, sumo mi estupefacción a la de varios dirigentes del PP, atónitos ante los ocultismos, las medias tintas, los secretismos de Rajoy para elegir a sus inmediatos colaboradores. Son habas contadas y resulta absurda esa demostración de poder manteniendo en vilo a gentes que esperan de Mariano Rajoy transparencia y cordura. Zapatero ha resuelto su Gobierno tras las elecciones sin tantos rodeos ni tantas veladuras.

Es lógico que los dirigentes, los militantes, los votantes del PP quieran saber los nombres que acompañarán a Rajoy en una nueva andadura rechazada por muchos. Salvo Soraya, nadie comprende que se vayan Acebes y Zaplana y se quede Rajoy. La política del PP en los últimos cuatro años ha sido la que estableció el presidente del partido. A él corresponden sustancialmente los aciertos y a él también los errores y el fracaso en las elecciones generales.

Pero siendo esto lamentable, lo que no resulta de recibo es la película de misterio que está rodando Rajoy para designar a dedo a sus inmediatos colaboradores, que son los que van a administrar el colosal esfuerzo realizado desde hace muchos años por los militantes del partido.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.