www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Las elecciones checas aumentan la inestabilidad política

Izabela Barlinska
x
ibarlinskaelimparciales/11/1/11/23
martes 12 de noviembre de 2013, 20:20h
Las recientes elecciones a la Cámara de Diputados cambiaron de nuevo el mapa político de la República Checa. Aunque el Partido Socialdemócrata Checo ha recibido más votos que otros partidos (21%), sin embargo el ganador real fue el grupo ANO 2011, que obtuvo el segundo lugar (19%) y que ha atraído a multitudes de electores frustrados con las actividades de los partidos políticos tradicionales.

La razón inmediata de estas elecciones anticipadas fue la crisis política causada por la dimisión del gobierno de centro-derecha de Petra Ne?as como resultado del escándalo moral y de la corrupción que sacudió la escena política checa en junio pasado.

La crisis política de los últimos meses y la creciente desilusión de los votantes con los partidos políticos tradicionales, provocaron la aparición de nuevas agrupaciones políticas, encabezadas por icónicos personajes con distintas visiones, pero sin referencias a ninguna ideología en particular. La frustración de los votantes ha quedado reflejada en un fuerte apoyo a estas agrupaciones anti-sistema: ANO 2011 y el Amanecer Democracia Directa.

ANO son las siglas de Nueva Alianza Ciudadana, pero también significan la palabra “sí”. Su líder, Andrej Babis, multimillonario del mercado de alimentación y con una fortuna estimada en 2 mil millones de dólares, sostiene que el Estado debe ser gestionado como un negocio, y que los actuales políticos no tienen idea como hacerlo. Como además Babis ha comprado recientemente dos de los diarios de máxima circulación del país, los críticos le llaman el Berlusconi Checo.

Tomio Okamura, líder de Amanecer Democracia Directa, un empresario de ascendencia japonesa, propone que la República Checa siga el modelo de Suiza y opta por una democracia directa. Sugiere también que la minoría romaní, con el apoyo de la República Checa, debería tratar de crear su propio país, por ejemplo en la India.

La entrada de estos grupos en el Parlamento va a contribuir probablemente contribuir a una mayor desestabilización de la escena política checa. El Parlamento ha quedado muy fragmentado (siete partidos pasaron el umbral del 5% para entrar en el Parlamento) y, aunque parece probable una cierta forma de cooperación entre los socialdemócratas, ANO y la Democracia Cristiana, todos temen que el presidente Miloš Zeman aproveche sus poderes constitucionales para interferir en la formación de la coalición y el nombramiento del futuro Primer Ministro. Lo más probable es que un estado de crisis política continuará en el futuro.

Izabela Barlinska

Politóloga

IZABELA BARLINSKA es Doctora en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid e investigadora asociada de Analistas Socio-Políticos

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)

+
0 comentarios