www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

¿San Rafael Benítez de Nápoles?

domingo 17 de noviembre de 2013, 19:13h
En los últimos años, en Italia y en el Mundo en general, el fútbol se ha convertido en algo más que un deporte y su importancia traspasa el clásico panem et circenses. El fútbol se ha transformado en una ideología, en algo en que creer. Representa una forma de evasión social, la posibilidad de soñar y olvidar. Los jugadores se convierten en héroes mientras el público celebra sus gestas. El deporte supone una mezcla de pasión y ardor, de religión e ilógica. Nápoles simboliza una ciudad donde el fútbol es algo más que un deporte, es un tema recurrente, un interés constante. Se vive el fútbol y se vive del fútbol. Intensamente, sin términos medios. Casi como una religión, con una dosis de fanatismo y locura, fe ciega y ardor. Y cuando los resultados son buenos, el entusiasmo parece imparable. El mejor inicio liguero de la historia del Nápoles y los buenos partidos disputados por el equipo hasta la fecha–con la salvedad de la derrota contra la arrogante Juventus- están generando un entusiasmo desmesurado, convirtiendo a sus protagonistas en héroes. Sobre todo, el timonel, el entrañable y gran profesional, Rafael Benítez, Don Rafé para los napolitanos. Y si al principio se ha convertido en una figura del pesebre napolitano, luciendo perilla, una N de Nápoles en el pecho y un cuerno anti-maleficio, ahora un periódico local (Chiaia Magazine) augura su santificación en caso de victoria de lo Scudetto. Así que le retrata con el báculo y la mitra de San Gennaro, el querido patrón de Nápoles. Y le define como “Misionero del rescate y predicador del pressing. Última esperanza para una ciudad que vive de sueños y estrellas”. Aunque pueda parecer exagerado –y probablemente lo es- es cierto que los napolitanos esperan el milagro de San Rafé y poder ganar nuevamente una Liga después de tantos años. No obstante, queda un largo camino por recorrer y por eso, el entrenador español sabiamente invita a la calma y a la paciencia.

No cabe duda que Benítez ha ganado el corazón de los hinchas napolitanos, convirtiéndose en un ídolo de la afición. Su entrega al trabajo, su simpatía con los medios de comunicación, su relación sincera y directa con los aficionados hacen que los napolitanos le respeten e idolatren. En algunos casos, se trata de una “autentica veneración”. Él responde a las manifestaciones de cariño con simpatía y cortesía, mientras en su página web halaga las bellezas de Nápoles e invita a los turistas de todo el mundo a visitar la ciudad y sus alrededores. Se crea una relación fuerte entre el español y Nápoles, antaño dominio de los borbones y que aun guarda un buen recuerdo de su etapa como capital del Reino de las dos Sicilias. Una ciudad que vive el fútbol como una revancha social contra el poderoso norte, una venganza contra las ofensas constante contra los napolitanos. Discriminación racial, insultos territoriales, el deseo de que el Vesubio lave la ciudad con el fuego son una constante cuando juega el Nápoles. Por eso, las victorias tienen un sabor tan especial, a desquite socio-económico, al tiempo que hacen sufrir al presidente del Milán, el amo Berlusconi.

De momento, el Hispanápoles hace soñar a los aficionados que no sentían tanta ilusión y euforia desde los tiempos de Diego Armando Maradona, el Dios del futbol para cualquier aficionado del Nápoles. El argentino sigue siendo amado en la ciudad y considerado meritorio de un altar en Largo Corpo di Napoli, que contiene un “milagroso pelo de Maradona” y donde la gente pasa, besa la reliquia y se santigua. Un Maradona al que se cuenta que aun no le han dedicado el Estado San Paolo para no hacer un feo al Santo, a ver si se enfada con el equipo. Y, ahora, entre el sacro y el profano, Nápoles espera celebrar nuevos triunfos tras la dorada época de Maradona, un nuevo milagro, esta vez por obra de San Rafé.

Andrea Donofrio

Politólogo

Andrea Donofrio es politólogo, experto en Relaciones Internacionales e investigador del Instituto Ortega y Gasset

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios