www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

nuevo libro "Cataluña Hispana"

Javier Barraycoa: "El nacionalismo catalán es un fraude desde su origen"

viernes 29 de noviembre de 2013, 19:37h
El director de Estudios de Ciencias Políticas en la Universidad Abat Oliva CEU de Barcelona, Javier Barraycoa Martínez, ha afirmado en una entrevista a El Imparcial que "el nacionalismo catalán es un fraude desde su origen". Lo explica en su nuevo libro Cataluña Hispana (LibrosLibres), donde, simplemente recordando la Historia como fue, echa por tierra muchos de los argumentos de los nacionalistas y les recuerda que "el catalán ha sido siempre tan español como cualquier otro pueblo". Por Javier Cámara
Su anterior libro, Historias ocultadas del nacionalismo, ha tenido una amplia repercusión… ¿por qué “Cataluña Hispana”?
El primer libro era una desmitificación del nacionalismo que muchos catalanistas entendieron como un ataque hacia Cataluña equivocadamente. Ahora, con Cataluña Hispana (LibrosLibres), he querido presentar un libro que presenta lo positivo de la hispanidad de Cataluña, es decir, intentar demostrar a través de la Historia que Cataluña ha sido un pueblo hispano como cualquier otro pueblo hispano y, por tanto, el nacionalismo no tiene ningún sentido en sus reivindicaciones.

Además, es increíble, cuando uno viaja por Cataluña, darte cuenta de que hay muchísima gente que no es nacionalista y que en cuento le ofreces la posibilidad de ver otra interpretación de la Historia es como cogerse a un barco de salvación.

Pero usted sabe que los nacionalistas van a entender este nuevo libro como otro ataque al nacionalismo…
Si, lo que pasa es que el catalanismo, o el nacionalismo, siempre va a intentar rehuir de toda discusión histórica. Un ejemplo es que muchos nacionalistas se ríen en las redes sociales porque en el libro se propone que Barcelona fue la primera capital hispana en el reino visigodo. En fin, es un hecho histórico, algo absolutamente irrebatible. Pero ese es el problema, que con el nacionalismo no se puede dialogar. No quiere dialogar históricamente.

¿Es lo mismo nacionalista y separatista?
Sí, es distinto. El nacionalismo, en principio, por lógica, acaba llevando a un separatismo, pero la gran diferencia es que antes, para que alguien se sintiera separatista, hacía falta un proceso de nacionalización. El nacionalismo lo que tenía que hacer era educar, socializar a muchos individuos, especialmente a población inmigrante, para llegarles a convencer de que Cataluña era una nación, con unas reivindicaciones históricas, una opresión teórica y, por tanto, tenían que ser independentistas. Este proceso podía llegar a durar una generación entera.

En cambio, ahora, el independentismo se salta el proceso de nacionalización porque muchas veces recurre al argumento absurdo de “España nos roba” y dice que si somos independientes de España la gente vivirá más años (han llegado a decir que la esperanza de vida subirá cinco años con la independencia) o que los catalanes cobraremos todos 3.000 euros al mes. Esto hace que mucha gente que acaba de llegar a Cataluña, que es inmigrante, que ni siquiera sabe hablar catalán se considera ya independentistas.

Es decir, no son nacionalistas porque no saben nada de la historia de Cataluña, pero se consideran independentistas.

PIE DE FOTO¿Es un fraude el nacionalismo?
El nacionalismo catalán es un fraude desde su origen. Entre otras cosas porque el nacionalismo político surge con la Lliga Regionalista, que es el primer gran partido catalanista que puede presentarse a elecciones, gracias al apoyo de los empresarios y grandes industriales que sólo lo ven como un instrumento para negociar con Madrid, pero en ningún momento ellos se creen el nacionalismo ni las tesis nacionalistas.

Por eso podemos hablar de un fraude, porque ni siquiera los primeros catalanistas se lo creían realmente. Simplemente sabían que era una estrategia política y la utilizaban como tal.

¿Existe realmente tanto desconocimiento de los catalanes de su propia historia?
En primer lugar, los libros de Historia que estudian los chicos en Cataluña son libros absolutamente deformados donde se confunde muchas veces Historia con leyenda y al revés. Por ejemplo, se les enseña que el origen de la bandera catalana está en Wifredo el Belloso cuando sabemos que históricamente esto es una simple leyenda muy tardía y así está demostrado.

Pero aparte de que los textos están ya de por sí manipulados, la vacuidad o el nivel educativo ha bajado tanto (tenemos uno de los índices más elevados de incultura de España) hace que los propios jóvenes piensen y así lo dicen las encuestas, que Rafael de Casanova murió defendiendo Barcelona cuando es evidente que no murió, que huye y que luego fue perdonado por Felipe V.

Así, cosas que son tan palmarias históricamente, o no las saben o las han interpretado absolutamente al revés. Piensan, por ejemplo, que Cataluña ha sido siempre una nación oprimida durante mil años por el resto de España.

¿Es un problema de educación, entonces?
No sólo de educación, porque si la solución estuviera en estudiar Historia, sería relativamente sencillo. Pero no es sólo de un problema de educación de la inteligencia, sino de la educación de la emotividad, de los sentimientos porque esa es la vía que ha utilizado el catalanismo: generar frustraciones, odios y resentimientos.

Lo que es absurdo es que jóvenes, muy jóvenes, desde que tienen uso de razón, ya odien a Madrid o al Real Madrid o que el fútbol se haya instrumentalizado como un mecanismo para dirigir sentimientos negativos contra otros pueblos de España. Y esto se está haciendo.
Por tanto, hay que educar no sólo la razón, sino que también hay que educar los sentimientos, los afectos y esto es lo realmente difícil.

Para esto es importante ver el trabajo que se hace en los colegios… ¿por eso temen tanto los nacionalistas al ministro Wert?
El catalanismo sabe que controlar el sistema educativo o mantener las competencias en educación es absolutamente fundamental para ellos, a pesar de que una encuesta de una fundación cercana a la Generalitat reconoce que el 60% de los catalanes son castellanoparlantes en su casa. Esto quiere decir que, por un lado, hay más gente que conoce el catalán gracias a la inmersión lingüística, pero por otra parte crece el número de personas que prefieren hablar en castellano.

Saben que si perdieran el sistema educativo, y con ello la inmersión lingüística, una parte de su estrategia se desharía. Por eso, cuando se ha planteado algo tan absurdo como una hora más de castellano, la reacción ha sido desproporcionada ante la posibilidad de perder su modelo lingüístico.

Aquí, a pesar de las recomendaciones de la Unesco o de otras comisiones internacionales, se está utilizando la inmersión lingüística contra la lengua materna, cosa que viola derechos fundamentales.

PIE DE FOTO¿Temen que se pierda el catalán?
El catalán es un idioma rico. El único problema del catalán en estos momentos son los propios nacionalistas porque han extendido, a través del sistema educativo y los medios de comunicación públicos que controlan, un catalán estándar, un catalán que llamamos de Pompeu Fabra que se carga todas las variantes clásicas, se carga la riqueza lexicológica de los pueblos y al final se ha creado el lenguaje de TV3 (la televisión autonómica), que es una mala imitación del catalán de Barcelona y es un catalán pobre, plano y aburrido.

Y esto es lo que ha hecho el catalanismo. Para poder asimilar a miles de inmigrantes ha tenido que sacrificar la propia riqueza del catalán. Así, a mi entender, el mayor enemigo del catalán son los propios catalanistas.

¿Qué dos o tres ideas claras y, sobre todo, contundentes e irrefutables se pueden argumentar a un catalán nacionalista separatista que dice que son nación?
Una primera sería que la unidad política, espiritual o sentido de un mismo destino se consiguió hace más de 1.500 años en el III Concilio Toledano, con los visigodos, donde acuden todos los obispos de la ‘precataluña’ y donde se define toda la península ibérica como un mismo reino, con una misma religión y donde hay un sustrato social hispanorromano. Aquí, con los visigodos, se da ya la primera gran unificación, donde se pueda hablar ya de Nación española.

Un segundo argumento es que Cataluña fue integrada en la Corona de Aragón cuando ésta última se unión con Castilla. Cataluña participa exactamente igual en todas las gestas hispánicas y está en primera línea de combate. Cataluña celebra la toma de Granada, participa en Lepanto, en la conquista de América, en las guerras de África, participa en los movimientos carlistas, en la guerra de Independencia, en la guerra de Cuba y aporta tercios en Flandes.

Una tercera idea sería que si hay una región de España que muestra su españolismo esta es Cataluña en el siglo XIX. Así, lo que diría como tercer argumento es que hay que estudiar el siglo XIX porque es un periodo que los catalanes siempre lo ocultan. Ellos pasan de 1714 a prácticamente a la Segunda República, a 1931. Por todo lo dicho antes, se demuestra no sólo que Cataluña está perfectamente integrada en España, sino que es su motor espiritual.

¿Cree usted que contemplaría este nacionalismo catalán la escisión de parte de lo que ellos llaman su nación del igual modo que ellos quieren hacerlo de España?
El Valle de Arán nunca ha sido nacionalista y, claro, el nacionalismo que afirma el principio de autodeterminación lo quiere aplicar siempre bajo los límites e imposiciones que él quiere. Está claro que ellos le negarían al Valle de Arán el principio de autodeterminación.

En este sentido, es interesante ver lo falso que es el principio de autodeterminación porque es un principio que no contempla el derecho internacional.

Para terminar, ¿ha tenido usted algún problema con el CAC (Consejo Audiovisual de Cataluña)
No (risas), pero he tenido problemas con el silencio absoluto de los medios de comunicación subvencionados por la Generalitat y a cualquier tipo de libro que ponga en duda las tesis catalanas no le van a hacer, ni siquiera, la propaganda. Ante esto, la táctica es el silencio absoluto.

Afortunadamente, no pueden parar las redes sociales y por ahí este libro ha encontrado un hueco y se está vendiendo mucho más en Cataluña que fuera de ella.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (16)    No(2)

+

0 comentarios