www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

reforma de la ley del aborto

Un retroceso para unos y un paso adelante para otros

sábado 21 de diciembre de 2013, 08:22h
La reforma de la ley del aborto aprobada por el Gobierno ha provocado el rechazo del PSOE, IU y numerosos colectivos porque ven una "involución" de 30 años sin ninguna justificación, mientras que las asociaciones provida creen que se ha dado un paso adelante en la defensa de la vida.

Colectivos a favor del aborto y grupos provida se han manifestado para expresar sus posiciones mientras el Gobierno aprobaba en Consejo de Ministros el anteproyecto de ley orgánica para la protección de la vida del concebido y los derechos de la mujer embarazada, que sustituirá a la actual legislación que permite la libre interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14.

Ante su aprobación han comenzado las reacciones políticas y el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha publicado en Facebook que la "presión de los sectores ultraconservadores cercanos al Partido Popular" justifica la reforma. El PSOE apelará a la "conciencia y sensibilidad" de las 76 diputadas del PP, según ha adelantado la número dos de la formación, Elena Valenciano, que ha vuelto a Twitter -red social que abandonó por el acoso que sufrían sus hijos- para reclamar el aborto libre.

La conciencia de las mujeres del PP está "muy tranquila", ha respondido la secretaria nacional de Educación e Igualdad de los populares, Sandra Moneo, quien ha agregado: "el debate es que existen leyes que defienden a la mujer y al no nacido, como la que ha presentado el Gobierno, y otras que abandonan a la mujer a su suerte ante un embarazo imprevisto o puede presentar problemas en su desarrollo".

Mientras, IU ha advertido de que "dará la batalla" si esta "contrarreforma" sigue adelante.

Las voces a favor de la reforma las han alzado desde el Foro de la Familia, la Fundación RedMadre y la Federación Española de Asociaciones Provida, quienes han aplaudido que se elimine el supuesto de la malformación del feto. Según han dicho, discriminar el "derecho a la vida" por minusvalía es "especialmente injusto", al tiempo que han valorado que se exija un informe que acredite "formalmente y por escrito" la situación que puede despenalizar el aborto y que la "amenaza penal ya no vaya a caer sobre la mujer".

Derecho a Vivir ha lamentado que el proyecto no cumple su principal meta que es "el aborto cero", un hecho que también critica la organización Hazte Oír, aunque en ambos casos han celebrado que el anteproyecto es un paso adelante, porque "despenaliza" a la mujer y no a quienes "se enriquecen y viven del negocio del aborto".

En este sentido la Asociación Española de Abogados Cristianos ha criticado la reforma por ser "un fraude", pues no evitará "ni un solo aborto en España" porque "se han dejado huecos legales como coladero".

Entre el colectivo sanitario, la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción Voluntaria del Embarazo (ACAI) ha censurado que las mujeres solo podrán abortar si sortean "los vericuetos que la ley les pone".

El presidente de la Organización Médica Colegial, Juan José Rodríguez Sendín, cree que "hemos vuelto a la situación de hace 28 años" y se ha remitido a una lectura más detallada de "la letra pequeña" del documento.

La Asociación Jueces para la Democracia cree que la reforma es "innecesaria" y "contraria a la evolución" de la sociedad, en la misma línea que la Sociedad Española de Contracepción, que no ve "ninguna reclamación social que justifique una legislación tan perjudicial".