www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Resumen del 2013: La deuda tarde o temprano se paga

Javier Santiago Vélez
lunes 30 de diciembre de 2013, 20:11h
Desde que comenzó lo más cruento de esta crisis, allá por el año 2009, siempre hemos esperado que el siguiente año sea el de la recuperación.
Está claro que cada vez queda menos para que España salga de esta crisis, la pregunta es ¿cómo saldremos?

Yo soy de los que pienso que hemos tocado techo, que nunca viviremos tan bien como lo hemos hecho hasta ahora.

Hasta el año 2008, hemos disfrutado de un Estado de bienestar difícilmente sostenible. A todo el mundo le gustaría que fuera rentable una piscina por barrio, un trasporte público gratuito o un AVE que pase por la puerta de casa para poder cogerlo…. Y así seguiría diciendo cosas, o mejor dicho derroches, que hemos estado haciendo hasta ahora.

Hemos visto que cuando se derrocha, se despilfarra y se malgasta… incurres en desequilibrios económicos que traen consigo el endeudamiento. Esa deuda se paga, tarde o temprano, pero se paga.

Se puede vivir muy bien sin despilfarrar y sin endeudarse, para ello, lo primero es gastar de acuerdo a lo que se ingresa, sin caer en desajustes crónicos en las cuentas públicas.

En 2011, el actual gobierno se encontró un déficit anual de casi el 9%, dicho en otras palabras, cada año se gastaba un 9% más de lo que se ingresaba. ¿Qué provoca esto? Que se genere deuda cada año. A esta deuda hay que añadirla los intereses que se van pagando por esa deuda.
Esos intereses suponen un mayor gasto, que si no vienen acompañados por un aumento de los ingresos, el déficit anual seguirá creciendo. Dicho de otra manera, el déficit provoca una espiral viciosa abocada a endeudarse más y más cada año.

Por ello, lo primero que hizo este gobierno fue cuadrar ese desajuste económico anual, llamado déficit, para poder cumplir con las exigencias de la Unión Europea en primer término y para dejar de aumentar endeudamiento público.

Pero la labor, no debe quedar ahí, ya que también hay que reducir la deuda contraída. España tiene un endeudamiento cercano al 100% del PIB, insostenible, que hay que minimizar. Y esa tarea, aún no se ha comenzado. Se ha conseguido reducir el déficit a la mitad, se ha logrado alejar los fantasmas del RESCATE (Recordemos que en 2011 la palabra “rescate” era repetida una y otra vez en tertulias y debates), pero la deuda no se ha reducido.

Todos sabemos las trágicas consecuencias que ha tenido esta crisis, pero espero que saquemos una conclusión para poder aprender del pasado y no volver a repetir los errores en el futuro, “la deuda tarde o temprano se paga, por ello, no hay que gastar más de lo que se ingresa”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios