www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RAJOY Y FERNÁNDEZ FRENTE A SORTU Y PNV

sábado 11 de enero de 2014, 17:58h
Sortu y PNV no han desafiado solo a la Justicia al anunciar que secundarán la marcha prohibida por el juez. Lo que han hecho es subirse a las barbas de Mariano Rajoy y cachondearse de su ministro Fernández.

Winston Churchill, la primera cabeza del siglo XX, solía afirmar que la peor desgracia que puede caer sobre una nación es un gobierno débil. Rajoy consiguió en las elecciones generales del año 2011 holgada mayoría absoluta. Podía y debía ser un gobernante robusto. No ha sido así. En cuestiones como los alardes proetarras de Bildu y Sortu ha dado muestras de extrema debilidad. También en el tratamiento del órdago secesionista lanzado por Oriol Junqueras y su lacayo Arturo Mas.

Las ausencias, los silencios, la indiferencia, el no hacer nada, han permitido al nacionalismo catalán por un lado y a la provocación etarra por otro manifestarse impunemente al margen de la Constitución. Decía Pedro Sainz Rodríguez que si una mujer se deja poner la mano en la rodilla, el ascenso hacia zonas de mayor interés resulta inevitable. Rajoy y su ministro Fernández se han dejado manosear por los proetarras, siguiendo la ruta que acordó Zapatero, como parte de su negociación política, de tú a tú, con la banda terrorista.

Son ya muchos los sectores políticos que le han tomado el pulso a Mariano Rajoy y que se aprovechan de su debilidad. La democracia exige que el elegido por abrumadora mayoría en votación popular, dé un puñetazo en la mesa y obligue a que se cumpla la ley. En otro caso, el Estado terminará fragmentándose.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.