www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

La criptomoneda se convierte en el tema de moda en el Foro Económico Mundial

Bitcoin: la moneda que seduce y repugna a los banqueros en Davos

sábado 25 de enero de 2014, 11:45h
La moneda virtual Bitcoin ha pegado un estirón desde que se creó en 2008 y ha sido uno de los asuntos que han recorrido de manera transversal la cumbre de Davos. Los poderosos del mundo se preguntan en la ciudad suiza cómo regular esta irrupción de una nueva moneda en la economía global que por un lado se cree que sirve para blanquear dinero y financiar actividades ilegales, incluido el terrorismo. Por otro, los partidarios de la ya bautizada como ‘moneda de Internet’ sostienen que se trata de una alternativa transparente que permite un sistema de transacciones más justo, libre de comisiones bancarias. En la última semana se han producido crecientes rumores sobre el interés de las grandes compañías en hincar el diente a esta criptomoneda.
Ha sido una de las mayores inquietudes del Foro Económico Mundial de Davos de este año, y, a juzgar por la profusión de titulares, parece que hay interés en hablar de las Bitcoin, una moneda virtual, sin soporte físico, que circula por Internet, y que sirve para realizar pagos en la red.

Por el momento, existe cierto vacío legal sobre este activo, y los poderosos del mundo, reunidos en Davos, discuten sobre las posibilidades de este nuevo instrumento en un entorno cada vez más volátil y cambiante. Sólo China y Dinamarca han dado un paso adelante para regular el uso de las Bitcoin, con el fin de acabar con el blanqueo de dinero.

EEUU no ha desvelado todavía cuál es su postura oficial respecto de las Bitcoin, a pesar de que lo que ha desatado todo tipo de especulaciones entre sus entusiastas. Varias cadenas minoristas han adoptado con éxito el sistema de pago y se conjetura sobre la posición de Amazon, que ya ha manifestado que por el momento no planea aceptar esta moneda virtual. Ebay, por el contrario, se ha mostrado más abierto este mismo jueves al decir que estudia el asunto.

Por su parte, el gigante del e-commerce chino Alibaba ha prohibido el pago con esta moneda, lo que, unido a la estricta regulación, ha cortado las alas de las Bitcoin en ese gigantesco mercado asiático.

Pero el furor se desataba esta misma semana en las redes sociales al expandirse el rumor de que Google sí estaría interesado en aceptar Bitcoin en su herramienta de pago por internet ‘Wallet’, algo que al parecer podía leerse en un correo interno de la compañía que se habría filtrado en la red, pero que fue desmentido posteriormente por el portavoz de Google.

¿Cómo funcionan las Bitcoin?
Las Bitcoin son monedas electrónicas o criptomonedas creadas en 2008 por una persona o grupo de personas con el alias de Satoshi Nakamoto. Se trata de un sistema que no está respaldado por ningún gobierno ni banco central, y que funciona mediante redes p2p –entre pares-, y que cifra el valor de la moneda de acuerdo a una fórmula matemática.

Una vez se cuenta con el software necesario, que se puede descargar en la propia página web de Bitcoin, se pueden intercambiar divisas para obtener esta moneda, o bien cobrar servicios en Bitcoins, u obtenerlas mediante ‘minería’. Para ‘extraer’ esta moneda mediante minería hay que compartir recursos del propio ordenador para confirmar las transacciones de la red descentralizada de Bitcoin. Se cobran así con nuevas Bitcoin el coste de las transacciones confirmadas. Pese a que la metáfora con la ‘minería’ da mucho juego, y a que se han hecho muchas comparaciones con la ‘fiebre del oro’ en el ‘nuevo mundo’ del Internet, la propia web de la criptomoneda advierte de que “no es una manera fácil de hacer dinero”.

Temores, críticas, oportunidades
Bitcoin nace como una alternativa al control de los bancos sobre las transacciones monetarias, y uno de los banqueros más poderosos del mundo, el CEO de JP Morgan Jamie Dimon ha aprovechado su paso por Davos para despacharse a gusto con la moneda.

Según Dimon se trata de un activo replicable hasta el infinito, con lo cual no sirve como depósito de valor. Además, ha explicado, no serán los bancos sino los gobiernos los que pondrán freno a la situación de alegalidad de esta y otras criptomoneda que han surgido en Internet como su réplica. En su opinión, una vez estén reguladas como otro sistema de pago cualquiera, “probablemente será su final”.

En el lado contrario, su colega Herman Gref, al frente del mayor banco de Rusia, el público Sberbank. En su opinión, el gobierno ruso, que planea prohibir la moneda para impedir que financie el terrorismo, comete un error. En una entrevista concedida durante el Foro de Davos, manifestó que se trata de un “interesante experimento” que desafía el sistema de emisión de moneda tradicional. No hay que olvidar que Rusia hace lobby junto al resto de los BRICS –Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica- para acabar con el dólar como moneda de pagos internacional.

“Siendo realistas, es poco probable que un porcentaje relevante de nuestra sociedad adopte Bitcoin como moneda para comprar en comercios, o incluso como activo en el que invertir”, afirma en la plataforma de nuevas tecnologías de Telefónica el ingeniero superior en Informática Jorge Ordovás, “resulta demasiado complejo, y aporta poco valor respecto a lo que ya tenemos”.

Ordovás, que trabaja en el área de Nuevos Negocios de Telefónica y que ha estudiado a fondo las Bitcoin sí cree, sin embargo, que pueden suponer cierta amenaza para la banca, “una amenaza equivalente a las descargas P2P para la industria discográfica”.

Davos ha multiplicado las conjeturas sobre esta moneda. Sin embargo, en el propio foro también se le ha quitado hierro al asunto, ya que todo puede quedar en una pequeña burbuja económica o en una moda pasajera. Como reflejaba el gurú Bill Gross en su Twitter, Maurice Levy, CEO de Publicis, recordaba que tres años antes la comidilla de Davos era ‘Second Life’ pero, ¿dónde había quedado aquello? Ya nadie lo recuerda.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.