www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

HAY PEDRO J. RAMÍREZ PARA RATO

jueves 30 de enero de 2014, 11:24h
Desde las sombras, un personaje singular en estrecha colaboración con un destacado miembro del Gobierno ha urdido la operación que ha concluido con la destitución de Pedro J. Ramírez de la dirección del diario El Mundo.

Pedro J. Ramírez figura entre los diez mejores periodistas de los últimos cien años. Su trabajo como analista político, como director de Diario 16, como fundador de El Mundo, puede calificarse de formidable. Ahora que algunos hacen leña del árbol caído, me complace señalar su rigor informativo, su voluntad permanente de contrastar las noticias, su capacidad para valorarlas, su entendimiento cabal del periodista como el profesional que administra un bien ajeno: la información. Ah, y su valor para denunciar los abusos de la clase política, de algunos dirigentes empresariales, religiosos, culturales, deportivos…

Pedro J. Ramírez ha escrito, además, un libro excepcional: El primer desafío, que le debe llevar a la Real Academia de la Historia. Es un asombro de sagacidad, de documentación, de rigor histórico.

Se equivocan los políticos que han extendido el certificado de defunción de Pedro J. Ramírez. No conocen al personaje. Es un periodista de raza. Le acompaña la edad y en cuanto le sea posible pondrá en marcha un periódico para dar continuidad a la información contrastada y al ejercicio del contrapoder: elogiar al poder cuando el poder acierta; criticar al poder cuando el poder se equivoca; denunciar al poder cuando el poder abusa.

Hoy es un día de luto para el periodismo español. La destitución de Pedro J. Ramírez no es el producto de una mala gestión o del envejecimiento del periodista. Se trata de una maniobra política a través de la cual los grandes partidos han pretendido desembarazarse del periodista independiente que los fustiga.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.