www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PSICOLOGÍA

La felicidad engorda y apretar el puño refuerza la memoria

viernes 21 de febrero de 2014, 10:00h
El conocimiento psicológico es empleado frecuentemente en la evaluación o tratamiento de las psicopatologías, pero en los últimos años los psicólogos también están siendo empleados en otros ámbitos. Aunque la mayoría de los psicólogos están involucrados profesionalmente en actividades terapéuticas, una gran parte también se dedica a la investigación desde las universidades sobre un amplio rango de temas relacionados con el comportamiento humano.
La conocida revista Health Psychology publicó el seguimiento durante cuatro años de 169 parejas, un estudio de la psicóloga Andrea Meltzer de la Universidad del sur de Dallas que ofreció un peculiar resultado: que la satisfacción conyugal engorda. La pregunta que se plantea es si hay que ser infeliz para mantener la línea.

Hay otros rasgos de la conducta humana que, a pesar de haberse sometido a prestigiosas y premiadas investigaciones, aún siguen sin respuesta, como la cuestión de por qué la gente suspira. Según otro estudio, cuando tenemos llena la vejiga, las decisiones que emprendemos son precipitadas. También es interesante saber que la borrachera tiene un efecto positivo a la hora de sentirnos bellos, cuanto más borrachos estemos más guapos nos encontramos a nosotros mismos y al resto de la gente. Gracias a estudios como estos, los psicólogos logran obtener pautas sobre las necesidades de los usuarios. Es la función de lo que se conoce como psicología integradora.

En cuestión de parejas podemos encontrar un sin fin de estudios, y hay para todos los gustos. Uno de ellos concluyó que los gemidos y gritos de la mujer durante el coito se deben más al deseo de agradar a la pareja que al propio placer obtenido. Este estudio, de la Universidad de Lancashire, dio un paso más y determinó a partir de una muestra de 70 mujeres de 22 años, que los gemidos se fingían para manipular al hombre y así poder conseguir sus objetivos. Otro estudio, en este caso de la Universidad de Michigan, detalló que los hombres preferían a las mujeres débiles sobre las mujeres poderosas.

Por último, otro curioso estudio demuestra que si cerramos el puño izquierdo mejoraremos nuestra memoria para aquellos términos que en un principio están más olvidados. Apretar el puño durante un minuto y medio estimula el cerebro.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios