www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Según afirma el inspector de Hacienda Francisco de la Torre, autor de '¿Hacienda somos todos?'

"La economía sumergida impide la explosión social"

sábado 08 de marzo de 2014, 12:00h
La economía sumergida está impidiendo una explosión social, afirma el inspector de Hacienda Francisco de la Torre, quien asegura que "cuando un extranjero visita España y conoce las cifras de paro piensa que el país debe estar ardiendo".

En una entrevista con Efe, De la Torre analiza el contenido de su libro "¿Hacienda somos todos?" (Editorial Debate), en el que da un repaso a la evolución de los impuestos en España, así como al fraude fiscal existente.

De la Torre incide en que el único país de la OCDE con niveles de paro similares a España es Sudáfrica, "donde hay una violencia que aquí es impensable".

En este sentido, recalca que una parte importante del fraude es consecuencia de la falta de conciencia fiscal entre los ciudadanos.

A su juicio, la medida contra el fraude más importante es que la gente se convenza de que los impuestos hay que pagarlos y de que hay que cumplir con la ley.

El inspector admite que hay ejemplos muy negativos, y que aparecen en los medios de comunicación, de personas "que estarían obligadas por su cargo a dar ejemplo y que son acusados, en cambio, de delito fiscal o de uso indebido de los fondos públicos".

En el libro, De la Torre se detiene en la frase de Albert Einstein: "El ejemplo no es la mejor forma de cambiar el comportamiento de los demás, es la única".

En su opinión, es muy importante que los ciudadanos piensen que el dinero que paguen en impuestos se va a destinar a servicios públicos.

De la Torre indica que a veces existe economía sumergida porque algunas empresas creen que, si pagaran todos los tributos, no serían competitivas, algo que puede implicar que "la estructura impositiva es inadecuada, porque debería hacer compatible el pago de impuestos y que las compañías puedan funcionar".

Además, insiste en que la denominada amnistía fiscal fue un "fracaso" al obtener menos de la mitad del objetivo fijado y debilitar la conciencia fiscal de los ciudadanos.

En cuanto a la próxima reforma fiscal, defiende que se reduzcan deducciones y beneficios fiscales y que cumpla con tres premisas: establecer coherencia en el sistema, incrementar el control de las rentas y, "lo más importante", convencer a los ciudadanos de que deben pagar impuestos.

Respecto al IRPF, indica que el sistema de los ocho tramos actuales es un "disparate" y asegura que reducirlos a dos o tres sería lo ideal.

Asimismo, defiende bajar el tipo marginal máximo del IRPF (del 52 % y superior en algunas comunidades autónomas) al entorno del 45 %.

También asegura que hay que "combatir el mito de que cobrando muchísimo a cuatro ricos se solventan los problemas de recaudación".

De la Torre recalca que España basa sus ingresos fiscales en la clase media y añade que bajar los impuestos a este colectivo y acabar con el déficit público no es posible.

El inspector también ve positiva la creación de una policía fiscal para luchar más eficazmente contra el fraude y que admita el pago a confidentes, especialmente para perseguir a los grandes defraudadores.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.