www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Venezuela, Ucrania....¿Qué sigue? ¿La Unión Europea, ejemplo a seguir?

Juan Federico Arriola
miércoles 12 de marzo de 2014, 20:26h
Hoy Venezuela está en crisis económica, social y política. Hoy Ucrania vive en medio de presiones internacionales y de divisiones internas. ¿Qué pasará en esto países y qué otros Estados del mundo están al borde de crisis políticas y económicas?

El gobierno de Maduro se tambalea. Su falta de oficio político y su ignorancia supina sobre muy diversos temas: economía, política, derecho constitucional, relaciones internacionales, historia de Venezuela y de Iberoamérica, falta de conocimientos biográficos sobre El Libertador, Simón Bolívar. En su torpeza infinita, ataca a México en relación a las protestas cotidianas, sin ofrecer ninguna prueba.

Raúl Castro y el gobierno de Cuba deben estar preocupados, pues si pierden a Venezuela, perderán su suministro de petróleo, regresarán miles de cubanos infiltrados en las instituciones públicas de Venezuela y dejarán de percibir importantes ingresos diversos derivados de su relación con la patria de Bolívar.

¿Por qué pierde Venezuela al atacar a México? Porque México es un interlocutor necesario entre Cuba y Estados Unidos. Además el gobierno de Peña, de manera irresponsable condonó millones de dólares que adeudaba Cuba a México. Hay muchos intereses económicos internacionales en Venezuela: En este doble juego de ajedrez que juegan Putin y Obama (Venezuela y Ucrania), hay otros actores Cuba, China, Nicaragua, Ecuador, Colombia, etcétera. No olvidemos todo el material bélico que compró el gobierno del difunto Hugo Chávez a la Rusia de Putin, quien se columpia en el poder como presidente, primer ministro y otra vuelta como presidente.

Maduro sin credenciales democráticas pretende convertir a Venezuela en otra Cuba: anular la oposición, acabar con los medios de prensa y agentes económicos libres. Hoy Venezuela tiene la inflación más alta de América y su capital, Caracas es lamentablemente la ciudad más insegura del continente americano. La ingobernabilidad es innegable, hay represión y muertes de diversas personas. Maduro está acorralado. ¿Qué piensan hacer los militares venezolanos? ¿Qué hará la sociedad hoy partida en dos? ¿Qué va a pasar si el pueblo cae en hambruna? La petrolización de la economía venezolana lleva al abismo a todos los venezolanos. Si Maduro leyera historia y volteará a México en 1982, comprendería sus graves errores de cálculo. México en aquel tiempo se hundió en una crisis económica severa, pero no cayó en la ingobernabilidad.

Por otra parte, la Unión Europea está por salir de una crisis económica que sacudió a Grecia, España, Italia, Portugal e Irlanda. Desde hace años se tomaron medidas dolorosas, ajustes en el gasto y plan de austeridad que desde luego generaron molestias en varias sociedades. Sin embargo, poco a poco, la Unión Europea con 28 Estados miembros, intenta fortalecer sus lazos comerciales, mejorar sus controles de gasto y establecer acuerdos políticos que consoliden a la Unión Europea frente a desafíos diversos. El más importante hoy es Ucrania.

La Unión Europea estuvo fracturada en su política exterior en el conflicto bélico en Iraq hace más de diez años. En 2004, Madrid fue sacudida por ataques terroristas y años después España enfrentó una crisis económica severa, cuyo saldo más terrible es el alto índice de paro laboral.

Ucrania está entre la Unión Europea y Rusia. La Unión Europea desea incorporar a Ucrania pero Rusia ya recuperó Crimea, y digo recuperó, porque Crimea antes de Nikita Kruschev pertenecía a Rusia.

¿Dónde radica el poder de Putin? ¿En sus arsenales y ejércitos y marina o en el gas que provee a Ucrania y a Europa casi entera?

El historiador francés radico en México, Jean Meyer, en su espléndido libro Rusia y sus imperios 1894-1991, publicado por el Fondo de Cultura Económica, ha estudiado a fondo la historia de la Rusia zarista, de la Unión Soviética, de la República federativa de Rusia y las ex repúblicas soviéticas, algunas incorporadas a la OTAN y a la Unión Europea (Estonia, Lituania y Letonia).

Meyer nos recuerda hace ver la importancia de Ucrania y luego emite una frase de Lenin que tiene ecos en la mente de Putin: “El control de Ucrania había sido desde el principio una prioridad bolchevique. ¿No dijo Lenin que sin Ucrania perdía su cabeza?”



¿Qué decía Solzhenitsyn (Premio Nobel de Literatura en 1970) el escritor anticomunista pero profundamente ruso, sobre Ucrania en su libro Rusia bajo los escombros, publicado por vez primera en Francia en 1998 y traducido por el Fondo de Cultura Económica?: “A partir de ahora las autoridades ucranianas han optado por combatir la lengua rusa. No sólo niegan a aceptarla como segunda lengua oficial del Estado sino que hacen grandes esfuerzos para suprimir su empleo en la radio, la televisión y la prensa escrita. Se ha decuplicado el precio de las suscripciones a los periódicos rusos. Se ha vuelto común el despido por dominio insuficiente de la lengua ucraniana. En la Universidad todo se hace en ucraniano…Se excluye el ruso de los programas escolares o bien se le reduce a una lengua ‘extranjera’…se suprimió el estudio de la historia de Rusia; los programas de literatura prácticamente desconocen a los clásicos rusos…”

Venezuela está dividida entre los seguidores de Chávez que hoy también están divididos entre sí y la población oponente que apoyan a Capriles.

En Ucrania, la población está dividida, los que quieren estar vinculados con Rusia, en particular los del este de Ucrania y los que desean reafirmar su independencia total –le disgusta ser considerados país satélite ruso- y algunos de ellos quieren formar parte de la Unión Europea.

Hace tres años, se dio la primavera árabe. Hoy todavía Siria vive una guerra civil…Venezuela enfrenta ya algo parecido a una guerra interna y Ucrania nos hace recordar que la guerra fría por supuesto no acabó en 1991 con la desmembración de la Unión Soviética. Putin más que un demócrata parece un zar moderno con algún acento soviético duro. Ucrania se ha radicalizado. Su pasado bajo Stalin y los invasores nazis fue terrible. Este país quiere sacudirse de su terrible pasado, víctima de los Estados totalitarios genocidas: el nazi y el soviético.

¡Es increíble que en Rusia haya nostalgia por Lenin y Stalin! Es todavía peor que en México haya gente sin memoria, sin escrúpulos y sin inteligencia que porte retratos del genocida georgiano. La izquierda mexicana está condenada a vivir en la mediocridad, precisamente por el desconocimiento de la historia mundial.

Juan Federico Arriola

Profesor de Derecho

Profesor de Derechos Humanos en la Universidad Iberoamericana, Ciudad de México.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios