www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RESEÑA

Zygmunt Bauman: ¿La riqueza de unos pocos nos beneficia a todos?

domingo 23 de marzo de 2014, 15:27h
Zygmunt Bauman: ¿La riqueza de unos pocos nos beneficia a todos? Traducción de Alicia Capel. Paidós. Barcelona, 2014. 108 páginas. 13,95 €
Plantear el título de la obra bajo la sugerente forma de interrogación, permite al autor dar respuesta y argumentar la misma a lo largo de 108 páginas. Bauman se muestra implacable: en ningún caso la riqueza de unos pocos beneficia al resto. Más bien al contrario, sostiene, es la combinación de egoísmo, codicia y avaricia la que ha acentuado las diferencias entre ricos (los menos) y pobres (la mayoría).

A pesar de su nítido punto de vista, reconoce que una de las consecuencias de la actual crisis económica es que “en casi todas las partes del mundo la desigualdad está creciendo rápidamente, y esto significa que los ricos, y especialmente los muy ricos, son cada vez más ricos, mientras que los pobres, y especialmente los muy pobres, son cada vez más pobres” (pág. 22). Por tanto, en íntima relación con esta idea, para Bauman alterar las desigualdades naturales del hombre no implica algo dañino para la sociedad (pág.31).

Este último aspecto lo refleja en la introducción, donde rechaza también una máxima de los defensores del mercado libre: “La persecución del beneficio individual también proporciona el mejor mecanismo para la persecución del bien común” (pag. 13).

Al respecto, dosis de pesimismo se apoderan de Bauman ya que una cosa es la teoría y otra bien distinta la realidad tangible. Con sus propias palabras: “Si preguntáramos a la gente por los valores más importantes para ellos, es muy probable que muchos contesten nombrando la igualdad, el respeto mutuo, la solidaridad y la amistad como los más importantes. Pero si observamos el comportamiento cotidiano de esa misma gente, su estrategia vital en la práctica, con toda seguridad serían otros los valores que destacarían.” (pág. 104).

Obviamente, tener como objeto del libro una suerte de dialéctica desigualdad vs riqueza, podría hacer caer a Bauman en el terreno de la demagogia, fenómeno que evita empleando como fuentes de documentación trabajos de la ONU, OIT o el Instituto Mundial para la Investigación de Desarrollo Económico, así como una selecta bibliografía. No obstante, el autor en ocasiones incurre de manera voluntaria en lo políticamente correcto, abusando de una retórica buenista que desnaturaliza el rigor de algunas de sus conclusiones. Esta última tesis la apreciamos, por ejemplo, cuando encara el consumismo: “El día del atentado del 11-S, George W. Bush, al animar a los norteamericanos a superar el trauma y volver a la normalidad, no encontró mejor sugerencia que decir: volved a ir de compras”. (pág. 73).

Finalmente, la obra analiza un tema que ha generado intenso debate público sin que para ello sea obligatorio tener conocimientos de economía o Derecho: las indemnizaciones millonarias que cobran los ejecutivos de las grandes empresas. Además de dar un listado de nombres propios, Bauman empatiza con el sentir “de la calle” cuando afirma que “los elevadísimos salarios de los directores generales están desvinculados de la calidad del trabajo que supuestamente pagan esos salarios” (pág. 57). Asimismo, añade un matiz nada baladí y es que este fenómeno se produce tanto en la empresa privada como en organismos públicos.


Por Alfredo Crespo Alcázar

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.