www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Melchor Rodríguez: El olvidado alcalde de Madrid

martes 01 de abril de 2014, 20:12h
El 1 de abril conmemoramos el 75º aniversario del final de la Guerra Civil española (1 de abril de 1939). Pero junto a este dato histórico suficientemente conocido, hay otro que curiosamente ha pasado siempre desapercibido…, otra de las muchas injusticias de olvidos de grandes personajes de la vida pública española. Se trata de Melchor Rodríguez García, el último alcalde del Madrid republicano, nunca reconocido como tal. Fue alcalde de Madrid en los últimos días de la Guerra Civil, nombrado por el Coronel Segismundo Casado, hasta que traspasó los poderes al ejército de Franco el 28 de marzo de 1939, día en el que concluyó su breve mandato como Alcalde de la capital de España.

Melchor Rodríguez lamentablemente ha pagado el alto precio de tener principios y valores humanistas en una época enormemente complicada. Estuvo en el bando republicano, pero salvó muchas vidas del bando franquista. Esto le llevó a ser despreciado por unos y por otros.

Sus creencias y principios se basaban en el pensamiento anarquista y sindicalista. Nace en Sevilla en el seno de una familia muy humilde en 1893. En su juventud se dedicó al mundo taurino, llegando a torear incluso en Madrid, pero se retiró en 1920. Ya en Madrid se integra en los movimientos de lucha obrera próximos a las ideas anarquistas, interesándose en especial por los derechos de los reclusos -él mismo ya lo estuvo y quería ayudar a paliar la situación que conoció- independientemente de la ideología que tuvieran, lo que ya le empezó a crear problemas en una España maniquea y demasiado dividida.

En noviembre de 1936, ya iniciada la Guerra Civil, el Gobierno republicano le nombra delegado especial de prisiones de Madrid. Es con esta responsabilidad cuando Melchor muestra toda su grandeza y determinación, salvando la vida de muchos reclusos que, sin su intervención, hubieran sido excarcelados y después fusilados sin ningún juicio. El caso más conocido y llamativo fue el de Alcalá de Henares, donde evitó que tras un bombardeo fascista, la población alcalaína se tomara la justicia por su mano y asaltará y linchará a los 1.532 presos de su cárcel; hecho que la valiente y decidida oposición de Melchor evitó tras horas de discusión y enfrentamientos. Este fue el sino de un hombre valiente y de principios, para sus enemigos políticos era el Ángel rojo -ya que salvó la vida de muchos de ellos, incluso de futuros hombres claves de la posterior dictadura franquista-, para la mayoría de los republicanos un traidor.

En el fondo Melchor Rodríguez fue víctima de la intransigencia y de la sinrazón de las dos Españas, tan llenas de odio y mediocridad, que un hombre de principios, coraje y humanidad, como él, no tenía sitio. Sin duda fue un héroe, que siempre perdió por apostar por su conciencia y coherencia frente a la barbarie de la Guerra y la posterior dictadura. Tras la contienda se le condena a 20 años de cárcel, sólo cumplió cinco. El régimen franquista le ofreció puestos cómodos, pues había salvado la vida a personas importantes, pero nuevamente fue fiel a sus valores, los rechazó, siguió militando en la CNT y volvió a ser encarcelado en dos ocasiones. Ahora tocaba luchar por los presos políticos republicanos. Muere el 14 de febrero de 1972.

Fue Melchor un hombre bueno, coherente, valiente, que hizo mucho bien por los demás, independientemente de sus ideas y valores. Uno de sus principios básicos era: “se puede morir por las ideas, nunca matar”. Si este principio lo hubieran asumido bien los españoles de la década de los 30, posiblemente la Guerra Civil nunca se hubiese producido. Estamos necesitados de recuperar los principios y valores que una verdadera sociedad democrática precisa: bondad, honradez, coherencia, valor, libertad… Todos ellos encuentran en la persona de Melchor Rodríguez un magnífico representante, ya va siendo hora que tenga su justo y merecido reconocimiento en la ciudad a la que tanto bien hizo.

David Ortega Gutiérrez

Catedrático de Derecho de la URJC

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios