www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL REHÉN Y LA SULTANA

lunes 14 de abril de 2014, 12:24h
Como es habitual, Ignacio Camacho ha acertado al analizar la genuflexión de Susana Díaz ante el Partido Comunista, que se enmascara tras el antifaz de Izquierda Unida. El gran periodista ha instalado a la presidenta en “la torre de la cautiva”. Susana Díaz ha pretendido ejercer la autoridad dimanada de la supremacía en número de sus diputados sobre los de IU. Pero quien tiene la sartén por el mango es el PC y todos sabíamos que así era. Tal vez los comunistas no tengan la sartén pero sí tienen el mango y en el Madrid de Rubalcaba no están por la labor de que se cuartee la situación del partido de Andalucía justo antes de las europeas. Susana Díaz ha tenido que claudicar y se ha hincado de rodillas ante los comunistas. Eso es lo que nos espera en España si, en las elecciones generales, el PSOE se queda en 110 diputados pero con posibilidad de gobernar aliado a IU, ERC y BNG. En un Frente Popular termina por imponerse casi siempre el extremismo.

Susana Díaz, explica Ignacio Camacho, quería ejercer como sultana en el palacio de San Telmo pero en estos momentos mora como rehén. El espectáculo que ha dado de falta de autoridad ha arruinado las esperanzas que en ella se habían depositado. Son muchos los que hoy la ven como marioneta del Partido Comunista. Su genuflexión ante Cayo Lara ha sido un esperpento. Destacados socialistas han manifestado su indignación ante lo sucedido, considerando que el apaño con el que se ha solucionado la crisis es una vejación para el PSOE. La socialista cautiva calla avergonzada entre la desolación de los que la rodean.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.