www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA MEZQUITA CATEDRAL DE CÓRDOBA

viernes 18 de abril de 2014, 11:54h
Que en plena Semana Santa algunos grupos islámicos, jaleados por un sector de los ultras de izquierda, reclamen la expropiación de la mezquita de Córdoba no deja de ser motivo de escándalo general. Iglesias cristianas convertidas en mezquitas o mezquitas transformadas en templos cristianos han sido una constante en la historia y, desde Estambul a Sevilla, la historia del Occidente moderno está vertebrada por el resultado de las guerras de religión.

Los islamitas pueden edificar hoy en toda Europa mezquitas. A los cristianos les está prohibido levantar templos en la mayoría de las naciones islámicas. ¿Con qué argumentos se puede reclamar la incongruencia de la expropiación de la mezquita de Córdoba, dedicada al culto cristiano desde hace largos y fecundos siglos?

Pero vayamos al fondo de la cuestión. El Corán al-Qu’rân, la lectura, es un monumento universal a la espiritualidad y predica la paz y la concordia entre los hombres. Siempre he tenido máximo respeto, gran admiración, por el libro sagrado islámico. Hay, sin embargo, alguna diferencia de fondo. En la azora IV de El Corán, versículo 38, se lee, según la traducción de Juan Vernet: “Los hombres están por encima de las mujeres porque Dios ha favorecido a unos respecto de otros, y porque ellos gastan parte de sus riquezas a favor de las mujeres. Las mujeres piadosas son sumisas a las disposiciones de Dios; son reservadas en ausencia de sus maridos en lo que Dios mandó ser reservado. A aquellas mujeres de quien temáis la desobediencia, amonestadlas, confinadlas en sus habitaciones, golpeadlas”. ¿De verdad quieren los hombres y las mujeres de ciertos sectores de la izquierda española que la catedral de Córdoba vuelva a convertirse en mezquita?
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.