www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

URKULLU DEBE ACEPTAR QUE EL PAÍS VASCO NO ES UNO

lunes 21 de abril de 2014, 12:55h
Hablar desde posiciones secesionistas en representación de todo el País Vasco es un dislate. Las opiniones políticas son varias en las provincias vascongadas y nadie puede arrogarse la pretensión de representar de forma unívoca a los vascos. Existe además el sufragio universal de los siglos. Desde hace más de 500 años, el País Vasco forma parte de la unidad de España.

Tiene razón el lendakari Urkullu cuando afirma que “España debe aceptar que no es una”. En el sentido que le daba el dictador Franco desde luego que no. La democracia ha demostrado que el Movimiento Nacional era una camelancia y que solo representaba a una diminuta minoría de españoles. La inmensa mayoría de los ciudadanos coinciden en afirmar la unidad de España, según las encuestas más solventes y según se votó en 1978 al refrendar la Constitución. Claro que hay secesionistas y gentes que tienen un concepto de la unidad de España distinto al que establece nuestra Carta Magna. En ella se consagra la unidad pero se reconoce la diversidad propia de una Historia tan varia y prolongada como la nuestra.

El lendakari Ibarreche hizo lo que resulta exigible para un político serio. Se sometió a la ley, acudió al Congreso de los Diputados, planteó su plan semisecesionista y comprobó que el rechazo era abrumador. Si Urkullu quiere brujulear en torno a la independencia debe seguir el camino de Ibarreche. La Constitución española es abierta y admite incluso la secesión de una Autonomía si se sigue el procedimiento establecido en el artículo 168.

Oriol Junqueras y su escudero Arturo Mas fueron revolcados por el Congreso de los Diputados. Cosecharon una votación contraria tan abrumadora como la que se llevó a Vitoria el lendakari Ibarreche. Arturo Mas fue un cobarde y no se atrevió a defender su proyecto ante la Cámara que representa la soberanía nacional. España, en fin, es una y diversa. Es una con-forme a la Constitución votada por la voluntad general libremente expresada y es diversa porque, dentro de esa unidad, admite todas las posiciones que respeten la Carta Magna y que no pretendan establecerse por la fuerza o saltándose a la torera la ley constitucional.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.