www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RESEÑA

Delmira Agustini: Los cálices vacíos

Delmira Agustini: Los cálices vacíos. Edición crítica e introducción de Rosa García Gutiérrez. Point de Lunettes. Sevilla, 2014. 323 páginas. 15 €
A cien años de la muerte de Delmira Agustini (1886-1914) la reedición del gran libro de su madurez poética, Los cálices vacíos (1913), el último, dada la violencia que cortó su vida, es un acto de justicia por una serie de razones de las que Rosa García Gutiérrez da cuenta en el extenso, apasionado e iluminador estudio introductorio. El tercero de los libros publicados por la poeta uruguaya es, explica García, un “retrato” de su producción poética porque exhibe el alma de Delmira “sin filtros ni condicionamientos” y un “relato” de su proceso creativo por el “trabajo de selección, autorrevisión y reescritura de El libro blanco (Frágil) y Cantos de la mañana, sus poemarios anteriores, que por su inusual disposición en el volumen son una invitación a desandar el camino que la condujo a su yo”. El libro que Delmira preparó en 1913 es una estructura delicada y compleja que había sido reiteradamente tergiversada a lo largo de sucesivas ediciones de su Poesía completa. Además de restituir la disposición del libro como lo concibió Delmira, García anota cada uno de los poemas con informaciones sobre las publicaciones en la prensa, los manuscritos y las interpretaciones críticas relevantes o singulares sobre cada uno.

La Introducción es un amplio estudio claramente equilibrado. La ensayista parte de la constatación de una “triple profanación” sufrida por Los cálices vacíos, la mujer Delmira Agustini (por el abuso de su biografía) y la poeta que firma con ese nombre pero no es una entidad reducible a una vida o a algunos acontecimientos de ella. Esta última “profanación” ha sido perpetrada a partir de la elaboración de distintas formas de exclusión de Delmira de su contexto. Para recuperarla como sujeto activo del modernismo, Rosa García hace un detenido repaso de un siglo de crítica. Logra hacer un trabajo removedor porque parte de una puesta en cuestión de los principios de los estudios literarios de género.

Profesora de Literatura Hispanoamericana con una formación feminista sólida, García plantea en el comienzo: “Si año tras año me ratificaba en que la conciencia de género es imprescindible para la renovación, tan necesaria, del humanismo, me desanimaba a veces el resultado de la crítica literaria feminista”. La convicción sostenida en una conciencia crítica hacen que este “repaso” al que me refiero no sea solo un ejercicio académico sino un cuestionamiento que va al centro de nuestra actualidad al poner en discusión nuestra capacidad para leer comprensivamente a esta por siempre joven poeta centenaria. García recrea a Delmira funcionando en lo que Carlos Real de Azúa llamó “el ambiente espiritual del Novecientos”: sus lecturas, su asimilación y transformación del decadentismo y el modernismo. Anota de qué manera Delmira es “el ícono que toma la palabra” y, al hacerlo, transgrede el espacio poético creado por sus pares hombres, a su vez transgresores de las costumbres y del lenguaje, pero mayoritariamente reproductores de la misoginia de su cultura. Rastrea los datos que permiten mostrar la lucidez de Delmira en sus inicios y hace la historia de la puesta en funcionamiento de un sistema de exclusión de la poeta que pasa por el análisis del mito de la excepcionalidad que elaboraron sus contemporáneos, la creación del coto cerrado de la “literatura femenina” en la década del veinte, el “vacío crítico” que se produjo en los cincuenta y llega al cuestionamiento de algunas lecturas de la crítica feminista de los noventa. Rechaza la interpretación simplificadora de lo erótico que niega el sentido trascendente que tiene en la poesía de Delmira.

Al recuperar y destacar en su obra la presencia de la “heroica melancolía del deseo y su frustración”, García la ubica en una perspectiva crítica y batalladora con nuestro presente.

Por Carina Blixen
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.