www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA VICEPRESIDENTA NIEGA QUE EL GOBIERNO OBRE PARA BENEFICIAR A CAÑETE

Sáenz de Santamaría: "No podemos cerrar el chiringuito porque se celebren las elecciones"

viernes 09 de mayo de 2014, 14:55h
Soraya Sáenz de Santamaría es tajante cuando se desliza que el Gobierno está actuando y manifestándose en pro de Miguel Arias Cañete para beneficiarle en las europeas. El Gobierno “sigue trabajando” y no va a “cerrar el chiringuito hasta que se celebren las elecciones”, ha defendido tras el Consejo de Ministros. Sobre los comicios ha pedido “pedagogía” a los partidos y “participación” a los ciudadanos.
Consejo de Ministros de bajo perfil el de este viernes, en segundo plano tras una campaña a las elecciones europeas que tampoco levanta pasiones entre los ciudadanos, a tenor de las más recientes conclusiones del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). La foto de familia en La Moncloa tras el relevo de Miguel Arias Cañete deberá esperar al menos una semana más puesto que José Manuel García Margallo se encontraba de viaje.

El punto principal en el orden del día era la aprobación del acuerdo para ejecutar el programa de unidad de mercado, un escalón más en pro de la libre circulación de productos y servicios a lo largo y ancho de la geografía y que Luis de Guindos, presente en sala de prensa, ha vendido como la norma “más proautonomista que se ha aprobado en España” porque “da capacidad” a las regiones de “extenderse por todo el país”.

La controversia ha residido en lo que ha continuado a su exposición sobre este capítulo. El ministro de Economía y Competitividad se ha explayado alrededor de veinte minutos acerca de la mejora de la financiación no sólo del Estado sino también de empresas, detallando la mejora en indicadores como la prima de riesgo o el tipo de interés del bono a diez años. Ha dibujado una situación muy distinta a la encontrada cuando se incorporó al Ejecutivo, actitud que más tarde se le ha afeado en el turno de preguntas recordando que Arias Cañete ya usó esa misma silla hace apenas dos semanas para hablar más en clave de comicios que de ministro que rinde cuentas tras la habitual reunión semanal. Por él ha respondido Soraya Sáenz de Santamaría, algo molesta: “No podemos cerrar el chiringuito hasta que se celebren las elecciones”. Ha justificado que la financiación es un tema que preocupa a los españoles y que era pertinente la ponencia para mostrar que “el Gobierno sigue trabajando”.

La vicepresidenta ha dicho que desde la “mesa” de la Portavocía, donde comparece cada viernes, no le corresponde analizar sondeos o quinielas acerca de qué ocurrirá el 25 de mayo. Sin embargo, sí ha considerado oportuno “invitar a los españoles a participar” porque lo que suceda en las urnas repercutirá “en su vida diaria”. Igualmente, ha pedido a los partidos “pedagogía” más allá de la “presentación de sus programas”, precisamente, ha puntualizado, para aliviar la segura elevada abstención que se espera. Aunque de forma sutil, ha abogado por apostar por partidos que crean en Europa frente a alternativas de nuevo cuño, a dar la confianza a “representantes que ayuden a una mayor fortaleza de la Unión”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.