www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

pons ataca a valenciano al recordar que llamó "feo" a Ribery en Twitter

Sólo el 4,2 por ciento de la audiencia vio el [i]Debate a 6[/i] en TVE

martes 20 de mayo de 2014, 12:50h
Menos de un millón de espectadores se interesaron este lunes por el debate celebrado en TVE entre los seis candidatos a las elecciones europeas. Los temas que fueron tratados durante el encuentro, que tuvo una cuota de pantalla del 4,2 por ciento, fueron la crisis económica, el bipartidismo, el aborto o la corrupción. Además, Esteban González-Pons aprovechó la oportunidad para recordar que Elena Valenciano llamó "feo" a Ribery en su cuenta de Twitter para salir al paso de las críticas a Cañete por machista.
El debate celebrado anoche en TVE entre los seis candidatos a las elecciones europeas registró una audiencia media de 838.000 espectadores y una cuota de pantalla del 4,2 por ciento, según datos facilitados a Efe por Barlovento Comunicación. El minuto más visto fue el primero, a las 22.16 horas, cuando consiguió sumar una audiencia de 1.489.000 espectadores y una cuota de pantalla del 7,2 por ciento.

A partir de ese momento, el debate protagonizado por Esteban González Pons (PP), Ramón Jáuregui (PSOE), Ramón Tremosa (Coalición por Europa), Willy Meyer (Izquierda Plural), Francisco Sosa Wagner (UPyD) y Josep María Terricabras (La Izquierda por el Derecho a Decidir) empezó a perder espectadores hasta que a las 24.14 horas cayó hasta el 3,2 por ciento de cuota de pantalla y 496.000 espectadores.

El debate en TVE del pasado 15 de mayo entre los cabezas de lista del PP y del PSOE a las elecciones europeas, Miguel Arias Cañete y Elena Valenciano, registró una audiencia de 1.836.000 espectadores y una cuota de pantalla del 9,5 por ciento.



Pons ataca a Valenciano con Twitter
El número dos de la lista del PSOE a las europeas, Ramon Jaúregui, criticó durante el debate el "machismo" de Miguel Arias Cañete al insinuar superioridad intelectual sobre Elena Valenciano, a lo que el popular Esteban González Pons respondió recordando que Valenciano llamó feo en twitter al jugador de fútbol Ribery.

Durante el 'debate a seis' televisado entre los candidatos de los principales partidos españoles a los comicios europeos, Pons recordó que la cabeza de lista del PSOE también tuvo "un mal día" cuando llamó feo al jugador de fútbol Franck Ribery, que tiene la cara deformada por un accidente de tráfico, en un comentario en la red social. "Tuvo un mal día, todos los políticos podemos tener un mal día, todos podemos equivocarnos, pero sacar conclusiones de una frase dicha en una entrevista es elevar a categoría lo que es una anécdota", ha contestado González Pons cuando Jauregui le ha echado en cara que Cañete no haya rectificado sus comentarios tildados de machistas.

El candidato socialista cree que el cabeza de lista del PP demostró machismo al sugerir que en el debate 'cara a cara' con Valenciano no quiso "ganar a una mujer", y "clasismo" por hablar de la superioridad intelectual que "se le supone". "Lo peor" -ha dicho- es que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, le ha ratificado ya que ni siquiera ha rectificado, lo que supone que también le ha "jaleado".

Crisis, bipartidismo y Cataluña
Más allá de los ataques personales, la crisis económica que vive la UE y el "fracaso" del bipartidismo en España fueron dos de los asuntos centrales que fueron abordados en el debate a seis.

Durante casi dos horas, los candidatos discutieron sin entrar en grandes polémicas y sólo se elevó un poco el tono cuando ha salido el tema de desafío independentista en Cataluña. Pons alertó de que los inversores extranjeros se encuentran desorientados ante el proceso soberanista, algo que han negado los candidatos nacionalistas.

Terricabras avanzó que irá al Parlamento Europeo para construir un país nuevo en Cataluña, Tremosa emplezó al Gobierno español a tomar nota del referendo de Escocia, mientras que Sosa Wagner alertó de que "en todo territorio que se arria la bandera de la solidaridad, se iza la bandera del nacionalismo, que es la peor enfermedad que puede hoy contraer Europa".

El cabeza de lista del PP insistió en que no desea una Cataluña fuera de España, mientras Ramón Jáuregui apostó por una España federal que mejore el encaje de Cataluña en el resto del Estado.

También hubo cierta tirantez entre Jaúregui y Meyer a propósito del Estado del bienestar, que el candidato socialista ha recordado con énfasis es una conquista de la socialdemocracia.

De corrupción se habló muy de pasada, algo que no ocurrió ni de refilón en el "cara a cara" que mantuvieron los "número uno" del PSOE y el PP, Elena Valenciano y Miguel Arias Cañete, la semana pasada, aunque sin reproches personales. Jaúregui aprovechó para defender la creación de un código deontológico europeo contra la corrupción y un marco legal único para hacer frente a esta lacra.

La reforma del aborto también entró en el debate después de que el representante socialista, en el bloque de derechos y libertades, emplazara a Pons a aclarar si está de acuerdo con los cambios que pretende introducir el ministro de Justicia. Y en respuesta, Pons afirmó que el Gobierno consensuará la reforma del aborto y que lo hará con los socialistas, si quieren, o sin ellos, si no quieren.

De economía habló sobre todo el candidato del PP, que insistió en que España está ya en el camino de la recuperación y se está creando empleo mientras que sus oponentes arremetieron contra las políticas de recortes y reclamaron mayores inversiones en determinados sectores, como el empleo juvenil.




¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios