www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

salud

¿Qué es la dieta alcalina y qué peligros presenta para la salud?

martes 20 de mayo de 2014, 15:00h
La obsesión por mejorar nuestro aspecto lleva cada año a gran parte de la población a probar nuevas dietas que a veces suponen un riesgo para la salud. La dieta alcalina es la que más recientemente ha saltado a la fama.
Las causantes de su popularidad son, como es habitual en las áreas de moda y belleza, las celebridades internacionales. Desgraciadamente las actrices y modelos no siempre llevan hábitos de vida saludables, e imitar sus costumbres sin la supervisión de un especialista puede resultar perjudicial.

La dieta alcalina busca fomentar que el organismo se deshaga del exceso de sustancias químicas que provocan acidez. Para ello, excluye todos los alimentos proteicos procesados, carnes y pescados, y apuesta por los alimentos ricos en potasio, magnesio y fibra, que combaten la acidez. Estos alimentos alcalinos o mineralizantes, que a su vez ayudan a regular el PH corporal, se encuentran más comúnmente entre las frutas y las verduras como la manzana, el aguacate, las espinacas, el limón, el pepino o la zanahoria.

Si bien aumentar la ingesta de alimentos ricos en minerales es altamente recomendable, ya que sí cumplen las citadas funciones; llevar una dieta alcalina estricta puede desequilibrar la nutrición del organismo. Según los expertos, el cuerpo necesita también un aporte regular de carbohidratos, azúcares y alimentos con proteínas para mantenerse en equilibrio nutricional.

Los profesionales de la nutrición aconsejan, como máximo, desintoxicar el cuerpo de químicos y ácidos una o dos veces a la semana con la dieta alcalina, siempre que el resto de los días se lleve una alimentación completa y equilibrada con los niveles de proteínas, nutrientes, azúcares y carbohidratos necesarios para cada cuerpo y cada tipo de metabolismo.

En cualquier caso, advierten sobre los peligros que conlleva realizar estas prácticas sin la supervisión de un especialista. Dietas drásticas como la alcalina pueden provocar desmayos a causa del desequilibrio nutricional por deficiencia de ácidos grasos, proteínas, calcio y fitonutrientes; y, en el caso de personas que presentan determinadas condiciones médicas, como la diabetes, se puede ver empeorada su situación. Un profesional de la nutrición, conociendo las condiciones concretas de cada organismo y cada metabolismo, puede recomendar una dieta equilibrada y sana que no perjudique el cuerpo, si no que lo proteja.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios