www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Revista de prensa

La Corona se fortalece mientras el PSOE se desmorona

lunes 30 de junio de 2014, 14:12h
Los diarios analizan el apoyo del Congreso al nuevo monarca Felipe VI, y destacan la importancia de Rubalcaba en la “alianza de Estado” para proclamar al nuevo rey, tal y como titula ABC. Al mismo tiempo, el PSOE se desmorona, y así lo reflejan las portadas de los diarios, que ponen los siguientes verbos a la dimisión de Navarro en el PSC: “Navarro sucumbe”, “Navarro se rinde”.






“Pere Navarro sucumbe ante la presión del soberanismo”, titula El Mundo, que se desmarca con un titular diferente sobre la sucesión: “La oposición pide una reforma constitucional con el nuevo Rey”. Más titulares : “Ruz rastrea el dinero de Bárcenas en India, Taiwan y Tailandia”; Santamaría ante Mas: ‘En política se recoge lo que se siembra’”, y “Uber responde a la huelga de taxistas con rebajas del 50%”.


Luis María Anson destaca que, pese al ruido republicano, la Monarquía venció este miércoles en la sede de la soberanía popular: “Antes de alcanzar ayer en el Congreso el alto porcentaje del 5 por ciento de votos negativos contra una decisión del Rey, la extrema izquierda republicana consiguió el pasado fin de semana que se manifestaran a favor de la República. (…) El Partido Comunista, enmascarado en Izquierda Unida, Podemos, el BNG, ERC y otras excelsas agrupaciones estaban exultantes ante el éxito de la convocatoria. En una nación de solo 50 millones de habitantes se alcanzó la cifra gloriosa de 29.000 manifestantes”.


Para La Razón la votación de ayer en el Congreso fue “El referéndum de la democracia”, en el que “el 85,4% del Congreso” estuvo “a favor de Felipe VI”. Dice que “Los republicanos se quedan solos”, porque “apenas 30 manifestantes acudieron a la llamada de rodear el Congreso”. Interpreta La Razón: “Pere Navarro, cuarta víctima de la debacle socialista tras el 25-M”.


César Vidal se confiesa republicano, pero no quiere este sistema para España, no al menos como imagina que sería: “Si la futura república siguiera el modelo americano o el francés y, sobre todo, si además el pueblo español tuviera el sustrato psicológico de siglos que permitiera su arraigo, seguramente me lo pensaría. Sin embargo, conociendo a fondo a una España que cada vez duele más e igualmente en profundidad la mentalidad de millones de españoles, el advenimiento de una Tercera República sólo puedo contemplarlo como el paso previo a las algaradas callejeras, al desprecio de la legalidad, al enfrentamiento civil, al troceamiento de España y a una conclusión trágica como la de las dos repúblicas anteriores. Si lo sabré yo, que soy republicano”.


El País asegura que “Felipe VI logra el apoyo de una amplia mayoría en el Congreso”, ya que “un 85% de la Cámara baja respalda la ley de abdicación del Rey”, y “sólo 19 diputados de grupos minoritarios se oponen a la norma”. Además, “La renuncia de Navarro al frente del PSC ahonda la crisis de los socialistas”. La foto es para la huelga de taxis: “Media Europa sin taxi por la guerra a Uber”.


En editoriales, este diario aboga, tal y como aconsejó Alfredo Pérez Rubalcaba, a que el cambio en la Corona sea el primero de unos cuantos más de cara a recuperar un consenso en torno a la Constitución, cambiándola si es preciso: “En una sociedad plural, agitada por corrientes muy críticas, la convivencia no se gana de una vez y para siempre. Despreciar los pactos que dieron origen a la Constitución y devaluar su texto es un mal servicio a los españoles, pero tampoco tiene ningún sentido la resistencia a abrir el diálogo sobre las reformas necesarias. El impulso del relevo en la Jefatura del Estado debe ser aprovechado para discutir con seriedad las reformas necesarias para ser más fuertes y recuperar el pacto constitucional”.


ABC habla de “Abrumador apoyo del Congreso a la ley de Abdicación”, y titula “Alianza de Estado para dar normalidad a la sucesión del Rey”. También editorializa sobre la “lección democrática de Rajoy y Rubalcaba a la izquierda radical y al nacionalismo”. “Navarro se rinde y agrava la crisis de un PSC fracturado”, puede leerse también en la primera del centenario rotativo.

Ignacio Camacho vio caer un telón en la jornada parlamentaria de ayer: “Flotaba en el Congreso una cierta atmósfera de despedida, como si el consenso de la Transición hubiese rendido su postrer viaje. Como si se hubiera acabado el tiempo del pragmatismo en que lo importante era encontrar soluciones a los problemas y no problemas para las soluciones. (…) Rubalcaba parecía buscar con la mirada alguien a quien entregar las llaves. Fue un día raro, en el que el Parlamento de una nación cargada de problemas tuvo que enredarse en debatir el único que tiene una salida resuelta, escrita, tasada, fácil. Así es España, un país torturado por su empeño en complicar lo evidente. El único que mientras Europa se pregunta hacia dónde ir continúa discutiendo de dónde viene”.