www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

San Isidro da… un pimiento y morrón

lunes 30 de junio de 2014, 14:12h
Noticias: una buena y una mala.

Concluida la muy brillante Feria de San Isidro, en lo más alto del podio junto a Perera se suben Iván Fandiño y Sergio Galán. Ambos con tres orejas y una Puerta Grande.
También se alzan Daniel Luque y el novillero Francisco José Espada.
En Nimes el toledano Álvaro Lorenzo ha conquistado el “Capote de Oro”…y Francia.
Es la buena nueva.

La mala: Ni el uno ni el otro, ni el de más allá; ni los novilleros están en los carteles de importantes ferias anunciadas posteriormente a sus éxitos en la 1º plaza del mundo.
Y si lo están (caso de Fandiño y Luque) son desubicados de su condición de triunfadores yen caso del sevillano en plazas de su apoderado.
Incluso el mismísimo Perera ha tenido que forzar en Salamanca una corrida de ocho toros. La llaman “monstruo”

Surge la pregunta:
¿Son los empresarios, que se cambian los cromos? o ¿son las figuras, a caballo y a pie, quienes les quitan de en medio?
¿Son un peligro para el figurineo Fandiño y Sergio Galán?, principalmente.
¿Un incordio para el empresario?
Un poco de todo

son un revulsivo para La Fiesta, una alternativa para fomentar la nula rivalidad existente y un aliciente para el aficionado…..
Pero este es el único espectáculo en que el cliente no cuenta.


Una vez reventados los “apasionantes” mano a mano entre los maestros de los cubiletes y la pelotita, éstos, con la sesera de los empresarios más intelectuales, han hecho el más difícil rizo de rizar.
En estos avances de carteles hay ¡una más gorda!, ¡todavía!, en la que el caballo, el caballero y la figura van juntos y revueltos.
¡Cómo será! que ni lo han bautizado; puesto que “engendro” -que sería su ajuste semántico- se entiende peyorativo y lo que se pretende es un “evento único”.

Se trata de un cartel sobre la base de Pablo Hermoso de Mendoza con Ponce en Bilbao, José Tomás en Málaga y El Juli en Huesca; y no quieren que se llamen mano a mano, sería fraude de ley. Todo al rebufo de los 25 años de alternativa del caballero estellés.
Al menos Bilbao, la ideóloga, ha tenido la decencia de vestir el muñeco con la lidia por 1º vez de un “vitorino” por Hermoso de Mendoza y que Ponce lo haga como cincuentenaria efemérides.

No hace falta ser profeta para intuir que no habrá sorteo. Las dudas –malsanas- asaltan sobre si los 6 toros saldrán desmochados; ya que a uno de ellos le permite el reglamento.
Ya puestos ¿por qué no los dos? … o todos moros…

¿NO? …ah que no es lo mismo

Pues ya me ha salido un nombre para el bodrio: corridas de Moros y Cristianos.
¡El torero es grandeza! Señores…

Pedro J. Cáceres

Crítico taurino y Periodista

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios