www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Revista de prensa

Las imágenes mandan sobre las palabras para contar la proclamación

lunes 30 de junio de 2014, 14:12h
Los reporteros gráficos cobran buena parte del protagonismo este viernes en las portadas, tras la proclamación de Felipe VI como Rey de España. Cada diario, más allá de los titulares, da su visión de la jugada en las fotografías que eligen para sus portadas. Para titular, y en algunas opiniones editoriales, hacen suyas las palabras del discurso del Rey ante las Cortes.







El Mundo recoge una cita de Felipe VI para su titular: “Una Monarquía renovada para un tiempo nuevo”. Dice el diario que el Rey marca su hoja de ruta en el Congreso, y destaca alguna declaración: “La Corona debe buscar la cercanía de los ciudadanos, saber ganarse continuamente su aprecio, respeto y confianza”. Pero lo más llamativo es la fotografía, en abrupto plano picado, y mostrando a los nuevos reyes diminutos en el gran Roll Royce que utilizaron para desfilar por las calles de Madrid.


Para este periódico, el del Rey fue “un discurso valiente” pero que “no debe caer en saco roto”. Expone El Mundo: “Felipe VI abrió ayer una nueva página en la Historia de España. (…) En su primer mensaje a ‘una gran nación’, Felipe VI dejó claro que, lejos de aspirar a ser un mero continuador de la dinastía que representa, está decidido a imponer su propio rol. Es consciente de que los retos distan de los que afrontaron los españoles hace casi 40 años, cuando su padre pilotó la gran tarea de la reconciliación nacional y el tránsito a la modernidad. Pero no por ser diferentes, los objetivos son hoy menos relevantes. (…) Descontada la antipatía de los nacionalistas, tanto la reacción en el Congreso como -sobre todo- el profundo afecto demostrado por los ciudadanos en la calle y frente al Palacio de Oriente a la nueva Familia Real prueban que la Monarquía renovada de Felipe VI supone un relevo bien recibido. Ahora es preciso que las palabras del nuevo Rey no sean flor de un día ni caigan en saco roto. Todos los partidos e instituciones deben poner de su parte y acompañar al Monarca en una decidida apuesta por la regeneración institucional y política de España”.

La Razón da una foto de primer plano del nuevo Rey mirando al frente con una sonrisa: “Felipe VI de España”; titula simplemente. Se trata de una portada doble, y en la contra aparece el pueblo de Madrid agitando las banderas españolas ante el Palacio Real.



Extenso editorial en La Razón a propósito de la proclamación, centrado en el discurso del Rey: “Ayer echó a andar en España una ‘Monarquía renovada para un tiempo nuevo’, en expresión afortunada de Felipe VI. La jura y proclamación de Su Majestad ante las Cortes Generales culminó el relevo, llevado a cabo de forma ejemplar y con total normalidad institucional, en la Jefatura del Estado tras el largo y fructífero reinado de Don Juan Carlos I. La histórica jornada empezó con un acto de hondo simbolismo en el Palacio de La Zarzuela: la imposición a Don Felipe de la faja de Capitán General de las Fuerzas Armadas, que Don Juan Carlos remató con una inclinación de cabeza ante su hijo. Pero fue en la sede de la soberanía nacional donde el Rey empezó a escribir una nueva página de nuestra Historia. Allí anunció los principios que informarán su conducta como Jefe del Estado, como cabeza de la Monarquía constitucional y como persona. Su discurso fue diáfano, directo, esperanzado, sereno y tan generoso en los agradecimientos como exigente en los compromisos. Un gran discurso, en suma, en el que reivindicó la grandeza y la garantía de futuro de ese proyecto colectivo de convivencia llamado España”.



“Una Corona íntegra, honesta y transparente”: El País hace suyas estas palabras del nuevo Rey para su titular de portada. La fotografía es para el beso espontáneo que Doña Leticia y Don Felipe se dieron en el balcón, mientras las infantas saludan a los ciudadanos. Desgaja este diario algunas frases del discurso del Rey sobre la pluralidad, e informa de cuáles son las reacciones del mundo político y los desafíos.





Este periódico destaca el momento en que Felipe VI asegura que “cabemos todos”. De hecho, hace suya esta cita para titular su editorial, que dice: “El discurso de Felipe VI ante las Cortes no fue un programa de objetivos políticos, sino una muy prudente hoja de ruta que, sin embargo, incluía llamamientos claros a ocuparse de grandes problemas, desde el empleo como ‘prioridad para la sociedad y para el Estado’ hasta el mantenimiento de los puentes abiertos para el entendimiento, ‘uno de los principios inspiradores de nuestro espíritu constitucional’. Alusiones apreciables al valor del diálogo como método de resolución de problemas y al intento de lograr acuerdos en un país lleno de conflictos políticos y territoriales largamente enconados. (…) Fueron positivos en el discurso tanto la claridad del mensaje, que no reivindica unos poderes políticos de los que carece, como el impulso para crear el ambiente institucional y emocional en el que sean posibles iniciativas de reforma y grandes acuerdos. Aun así se hubiera agradecido un mayor énfasis en esto último. Un rey designado exactamente como la Constitución dice se encuentra ahora en el primer plano de la escena política. Con todo el terreno por delante para animar a que España salga del estancamiento”.


ABC opta por revertir el juego de ayer. En una portada doble, la cara es para el nuevo Rey, sonriente junto a su mujer, su hija Sofía, que ocupa el centro de la imagen, y la Reina Sofía, mientras la contraportada la ocupa el Rey, junto a Leonor. “Nada me honraría más que los españoles se sintieran orgullosos de su nuevo Rey”, destaca el diario del discurso de Don Felipe.

En páginas de Opinión, este medio apuesta por la fórmula de tradición y al mismo tiempo de renovación que pretende implantar Felipe VI: “Los españoles vivimos ayer con entusiasmo el nacimiento de un nuevo reinado, que demuestra la doble función de la Monarquía, es decir, tanto la continuidad como la renovación. Ondearon miles de banderas española, una multitud acompañó el recorrido de Don Felipe y Doña Letizia desde las Cortes al Palacio Real y millones de personas prestaron atención a los medios que cubrieron la ceremonia. Al margen de lo institucional, la opinión pública percibió también las muestras de cariño familiar expresadas de forma natural y espontánea a lo largo del día por las diferentes generaciones de la Familia Real. Una vez más, la Monarquía demostró ayer que está plenamente enraizada en la historia, la cultura y la sociedad españolas, como garantía de la unidad y permanencia del Estado y de la nación”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios