www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

El Supremo confirma la condena de dos años para la tonadillera, que no irá a prisión

Pantoja blanqueó grandes sumas de dinero de actos delictivos de Julián Muñoz

lunes 30 de junio de 2014, 14:12h
La tonadillera Isabel Pantoja blanqueó a sabiendas grandes sumas de dinero obtenidas por su pareja Julián Muñoz mediante la comisión de "actos delictivos" en el ejercicio de los cargos públicos que ocupó en el Ayuntamiento de Marbella.
El Tribunal Supremo afirma que Isabel Pantoja blanqueó a sabiendas grandes sumas de dinero obtenidas por Julián Muñoz, por la que ha mantenido la pena de dos años de prisión que la Audiencia de Málaga impuso en 2013 a la tonadillera por un delito de blanqueo de dinero, así pues Pantoja no irá a la cárcel.

Según el fallo, la acusada, en convivencia con Julián Muñoz, "convirtió en dinero lícito las importantes sumas que procedían de actos delictivos del acusado cometidos en el ejercicio de los cargos públicos que ocupó en el Ayuntamiento de Marbella".

Esta "conversión" consistió en que la artista puso a su nombre "bienes inmuebles, sociedades y algunos negocios de explotación ganadera que fueron adquiridos con el dinero ilícito de su compañero sentimental".

El Supremo considera que con esta actividad se produjo "una auténtica transformación de bienes en otros diferentes" y que "es claro que la acusada transformó el dinero ilícito del acusado en bienes lícitos a través de su introducción en el circuito de mercado legal en el que se opera con bienes fuera de sospecha y de toda opacidad con respecto a su procedencia lícita".

Los magistrados consideran que Isabel Pantoja conocía que el dinero de Julián Muñoz que ingresó en sus cuentas bancarias y con el que operó en la adquisición de valiosos bienes "procedía de las actividades delictivas en que se hallaba implicado su compañero sentimental".

El alto tribunal añade que no se puede obtener otra conclusión "de los datos relativos a la actuación pública del acusado y de su grupo político y del hecho de que fuera un funcionario público que habría de vivir, en principio, de un sueldo oficial".

Sin olvidar tampoco, sostiene también el Supremo, el mayor nivel de conocimiento sobre Muñoz "que tenía que reportarle (a Isabel Pantoja) su vínculo sentimental y la convivencia diaria que arrastraba consigo". En el presente caso, indica la sentencia, en el año 2003 ya se habían incoado al menos once causas penales contra Julián Muñoz.

"Atendiendo a que la conducta delictiva de blanqueo por parte de la acusada se desarrolló en el periodo de los años 2003-2006, la conclusión que se extrae de ello no puede ser otra que la recurrente sabía que su compañero sentimental estaba implicado como imputado en numerosos procesos penales", dice la sentencia.

A ello, añade el Supremo, "debe sumarse todo el proceso de corrupción política de los años precedentes relacionados con Jesús Gil y el grupo que dirigía en el Ayuntamiento de Marbella, uno de cuyos miembros más conocidos era Julián Muñoz, toda vez que comenzó su actividad política como concejal dentro del partido GIL ya en el año 1991".