www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ALFREDO DI STÉFANO

martes 08 de julio de 2014, 11:02h
Hace dos años, Luis María Anson dirigió una carta pública en el diario El Mundo...

Hace dos años, Luis María Anson dirigió una carta pública en el diario El Mundo a Alfredo Di Stéfano, el 30 de septiembre de 2012. La reproducimos a continuación.

Mi querido y admirado Alfredo…

          Era yo un adolescente impecune pero reuní diez pesetas de la época para adquirir una entrada de grada y asistir de pie en el Estadio de Chamartín al partido del Real Madrid contra el Millonarios. Coño, hace ya sesenta años. Te recuerdo vagamente en ese partido en el que tu equipo colombiano llegó a estar 4 a 0, con dos goles tuyos que apenas tengo en la memoria. Sí me acuerdo de que eras un delantero asombroso en el área pero que, a la vez, aparecías en todos los lugares del campo. El Madrid reaccionó, consiguió dos goles y pudo meter alguno más. Hubo un remate espectacular de Pahiño que no entró en vuestra portería de milagro, lo recuerdo muy bien.

          Así es que, sesenta años después, mi querido Alfredo, acudí a tu homenaje para ver cómo el Madrid construido por Florentino Pérez, el mejor presidente de la historia del club, desmantelaba con ocho goles al gran equipo colombiano. Vi cómo reaccionabas en el palco y me imagino los pensamientos que cruzaban por tu cerebro. Por aquella época, tu Argentina acababa de derrotar a España en Madrid con la delantera mítica formada por Boyé, Méndez, Infante, Labruna y Loustau. En el fútbol español a todos nos emocionaba la delantera de fuego del Athletic de Bilbao, ya en declive, Iriondo, Venancio, Zarra, Panizo y Gaínza. El dinero no era entonces decisivo para el éxito de los equipos y el deporte rey tenía mucho más interés que ahora.

          Todos los expertos aseguran que eres el mejor jugador de la historia del fútbol. Te han faltado títulos internacionales de selección pero los aficionados saben que ni Pelé ni Maradona ni Cruyff ni ahora Messi fueron mejores que tú. Tienes la admiración permanente de los que mejor conocen el fútbol y me complace sumarme al homenaje organizado en tu honor por Florentino Pérez. Estabas sentado en el palco de honor y yo pensaba en los versos del poeta: “…si estará chutando lunas sobre las nubes del mar”. Y de tacón, claro.