www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

Alfredo Di Stefano y Hugo Sánchez

miércoles 09 de julio de 2014, 20:25h

España pasa por un doble duelo futbolístico: el fracaso de su selección en Brasil y el recién fallecimiento de la máxima estrella madridista en toda la historia del Real Madrid, el argentino Alfredo Di Stefano.

Durante mucho tiempo se ha afirmado que Pelé y Maradona han sido los mejores futbolistas de todos los tiempos. Esto ha sido últimamente matizado. Di Stefano anterior a ellos, fue un jugador espléndido y de los más completos. Él jugó primero en Argentina, después en Colombia y finalmente en España. Con el Real Madrid ganó múltiples títulos en España y en Europa. Si bien nunca participó en una copa del mundo, Di Stefano brilló en los años cincuenta cuando la televisión apenas comenzaba. El jugador nacido en Buenos Aires ganó cinco veces el trofeo como máximo goleador de la liga española.

Sin duda alguna, Di Stefano junto con otros arietes madridistas formaron el mejor equipo del mundo, más allá de la selección alemana campeona de 1954 y la húngara subcampeona ese mismo año. El Real Madrid de esa década fue comparado con la selección brasileña campeona en 1958.

Si bien mi corazón desde niño ha latido por el Fútbol Club Barcelona, siempre he reconocido los méritos de otros equipos en particular del rival principal de Barça, el Real Madrid.

Florentino Pérez dio un breve discurso muy sentido por la muerte de Alfredo Di Stefano. Real Madrid está de luto y todo el fútbol español por la herencia que dejó el famoso jugador argentino que vivió más de la mitad de su vida en Madrid.

Por otra parte, con motivo del campeonato mundial de fútbol en Brasil, he seguido todas las noches el programa de análisis futbolístico llamado “fútbol picante” realizado en el país sudamericano, con importantes comentaristas mexicanos y algunos extranjeros. José Ramón Fernández es la cabeza de este programa, un conocedor no sólo del fútbol, sino de los deportes en general. Desde mi punto de vista, el que mejor habla castellano en el medio periodístico-deportivo en México, es precisamente José Ramón Fernández, con una experiencia de más de 45 años.

Uno de sus acompañantes, es Hugo Sánchez, ex jugador primero de los Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México, del Atlético de Madrid en 1981 y después del Real Madrid. Fue un jugador importante en España que ganó igualmente 5 veces el llamado “Pichichi”, pero que fue una grave decepción en la selección mexicana de fútbol: en tres copas del mundo (1978, 1986 y 1994) sólo metió un gol, precisamente en junio de 1986 contra Bélgica. Como entrenador de la selección mexicana también fracasó rotundamente y nunca reconocía sus propios errores y pasaba el tiempo expresando pretextos de todo tipo frente a los fracasos de los jugadores mexicanos en aquel tiempo.

Independientemente de mi antipatía por Hugo Sánchez, por su soberbia y su altivez reiterada en medios de comunicación –una vez se enfadó contra un comentarista mexicano porque hizo una mención sobre la mejor oncena del Real Madrid en el siglo XX, donde había cinco delanteros y Sánchez se sintió ofendido- el ex centro delantero madridista ha dicho una mentira innecesaria: hace una semana dijo en “fútbol picante” que él fue el jugador más joven del mundial de 1978, con sólo 18 años. ¿Dónde radica la mentira? Hugo Sánchez nació el 11 de julio de 1958. El mundial en Argentina fue en junio de 1978 y Sánchez tenía ya casi 20 años y no fue desde luego el más joven de aquel certamen.

¿Cómo se atreve Hugo Sánchez a juzgar tan duramente a la selección de Brasil que fue barrida por Alemania 7 goles a 1 en la primera semi-final, cuando la selección mexicana en Argentina en 1978 con Sánchez como delantero, fue destrozada también por Alemania 6 goles a cero y ni siquiera México pasó a la segunda fase por haber sido derrotada además por Túnez y Polonia?

Di Stefano fue grande porque además fue un hombre sencillo. Sánchez en cambio, quien también fue un gran jugador, la soberbia lo ha perdido. Sus logros en España se diluyeron en México. Hoy Sánchez sueña con ser el director técnico del Real Madrid y estoy seguro que no conseguiría en la capital española, los triunfos que tuvo como jugador.

No sé si Alfredo di Stefano haya sido el mejor jugador de fútbol de todos los tiempos. Además de él, Pelé, Maradona, Cruyff, Beckenbauer, Platini, así como los máximos goleadores en Copas del mundo: Klose (16), Ronaldo (15), Gerd Müller (14) son figuras históricas.

Sánchez no ha sido el mejor jugador mexicano, fue el primero que trascendió fuera del país, pero su actuación en juegos de la CONCAFAF y en copas del mundo fue decepcionante.

Mi pronóstico: Alemania llega por octava vez a una final mundialista y ganará el partido del próximo domingo. Por primera vez un equipo europeo ganará en el continente americano.

Juan Federico Arriola

Profesor de Derecho

Profesor de Derechos Humanos en la Universidad Iberoamericana, Ciudad de México.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios