www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

OBAMA DICE QUE EL ATAQUE NO SE PODRÍA HABER LLEVADO A CABO SIN AYUDA RUSA

Tragedia del MH17: los primeros indicios apuntan a que el avión fue derribado por los rebeldes prorrusos

viernes 18 de julio de 2014, 15:23h
Tragedia del MH17: los primeros indicios apuntan a que el avión fue derribado por los rebeldes prorrusos
Apenas 24 horas después de que el avión MH17 de Malaysian Airlines cayera en el este de Ucrania, empiezan a surgir respuestas sobre lo ocurrido. Los primeros indicios apuntan a un error de los rebeldes prorrusos a la hora de identificar un objetivo, ya que habrían creído derribar un Antonov ucraniano en vez de un aviónde pasajeros. Sin embargo, Estados Unidos cree, según Barack Obama, que no fue un accidente y que tuvo que haber ayuda rusa en lo sucedido. Por Borja M. Herraiz

El mundo lleva conmocionado y haciéndose toda clase de preguntas algo más de 24 horas. Este pasado jueves, a las 14.15 GMT, la torre de control que hacía el seguimiento del vuelo MH17 procedente de Ámsterdam y con destino Singapur pierde contacto con la aeronave. Pocos minutos después, se confirman los peores presagios: el avión ha caído sobre el este de Ucrania sin que ninguno de sus 298 ocupantes hubiera sobrevivido, 80 de ellos niños.

Una vez confirmada la peor de las noticias, una pregunta surge de manera inmediata: ¿Qué ha pasado? ¿Cómo es posible que un Boeing 777-200ER de Malaysian Airlines en perfectas condiciones de revisión caiga del cielo sin que saltara ninguna de las alarmas de abordo o que los pilotos emitieran ninguna señal de alarma?

Pronto, el Gobierno ucraniano se apresuró en acusar a los rebeldes prorrusos que luchan por independizarse de Kiev de estar detrás del derrivo. Estos, por su parte, devolvieron la pelota y señalaron a los militares ucranianos. Todo con la alargada sombra del Kremlin como telón de fondo.

Sin embargo, a medida que pasan las horas, y a falta de una investigación oficial que esclarezca los hechos, algo de luz empieza a arrojarse sobre lo sucedido. Lo que a estas horas nadie duda es que el vuelo MH17, que volaba a unos 10.000 metros de altitud, fue derribado por un misil tierra-aire, probablemente uno tipo BUK o 'Grizzly', cuya altura máxima de alcance está en 22.000 metros, rango de sobra para atacar un avión como el Boeing 777-200ER, que alcanza su objetivo guiado desde tierra y de origen y fabricación soviética.

Esta tésis se ve reforzada por lo dispersos que se encuentran los restos del aparato, en un radio de unos 15 kilómetros y por las versiones tanto de Ucrania como de Rusia como de los propios rebeldes.

Sin embargo, los insurgentes prorrusos han insistido en las últimas horas en que ellos no cuentan con las lanzaderas necesarias para atacar una aeronave, una afirmación que se ha puesto en duda en las últimas horas ya que fueron los propios rebeldes los que alardearon en las redes sociales de contar con este tipo de armamento.

En diversas cuentas de Twitter gestionadas por ellos, se muestran baterías de misiles robadas de bases militares ucranianas, aunque Kiev niega que haya perdido lanzadera alguna, en clara acusación a Rusia. Dichos mensajes han sido borrados y ya no se pueden encontrar en las mencionadas cuentas, aunque sí en las memorias de las webs y en capturas de muchos usuarios.

Los expertos señalan que una persona que no esté familiarizada con esta clase de armamento sería incapaz de accionar el dispositivo de disparo de un BUK, por lo que el dedo acusador también apunta a Rusia como responsable indirecto de la tragedia, puesto que sus Fuerzas Armadas han instruido a los rebeldes en el uso de esta clase de sistemas de ataque, que incluso pueden determinar si el objetivo sobre el que se va a disparar es civil o militar.

La teoría que cobra más fuerza es la que apunta a un error a la hora de identificar la aeronave abatida. Parece ser que una unidad rebelde pudo confundir el MH17 con un avión Antonov de transporte militar, una aeronave idéntica a las tres que han abatido en las últimas semanas. Al menos así lo cree un informe preliminar elaborado por los servicios secretos estadounidenses, aunque la embajadora de EEUU ante la ONU, Samantha Power, ha sostenido en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que fue un ataque "deliberado" por parte de los rebeldes.

En este sentido, el Gobierno ucraniano ha hecho pública la interceptación de una presunta comunicación entre dos insurgentes prorrusos en la que quedaría claro el error cometido y el nerviosismo entre las filas rebeldes ante las posibles consecuencias e implicaciones.


Lo que queda claro es que es difícil de creer que ninguna de las partes involucradas, ya sea Ucrania, los rebeldes prorrusos y Rusia, derriben conscientemente un avión de pasajeros para urdir una trama oculta exponiéndose al rechazo y a la condena de la comunidad internacional. Un error estratégico de tal magnitud es difícil de considerar, por lo que la opción de un error humano de una unidad insurgente aislada cobra fuerza a la hora de explicar la tragedia.

Naciones Unidas, la Unión Europea, Estados Unidos, Países Bajos (de donde procede el mayor número de víctimas del ataque, 189), Australia y numerosos países ya han pedido una investigación independiente que esclarezca lo acontecido y la OSCE se ha apresurado a enviar a 30 investigadores a la zona bajo la promesa de los rebeldes de no interceder en sus trabajos. Mientras que Rusia pide a las partes un alto el fuego y una mesa de negociación.

Por lo pronto, Vladimir Putin se apresuró en llamar ayer a Barack Obama, en medio de las mayores sanciones económicas impuestas por Washington a Moscú en años, para darle el pésame y comunicarle los detalles de lo sucedido. Si en esa conversación el presidente ruso le confirmó la autoría del ataque es un misterio por el momento.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.