www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

Las Españas de Marías

martes 22 de julio de 2014, 21:13h

Me dedico al estudio de la historia de Hispanoamérica o, como diría Julián Marías, de las Españas. Pero, por desgracia, una de las más grandes dificultades que uno tiene que enfrentar a la hora de analizar qué es Hispanoamérica  es la ausencia de una tal historia. En los últimos cincuenta años, los libros de conjunto sobre Hispanoamérica son escasos por no decir inexistentes. No es una exageración: ¿podría indicarme alguien a la primera  una obra  histórica sobre Hispanoamérica que abarque el desarrollo del Imperio español, desde sus inicios hasta su desintegración en una veintena de países? Carecemos no sólo de esa obra, sino también de los estudiosos del pasado de la región que la estudien como una entidad, unida por el Estado y por la cultura. Es una de las grandes carencias de la historia de América. 

En efecto, cuando lo primero, es decir, lo estatal, cayó, quedó la cultura, la civilización hispana que, a pesar de los indigenismos y comunismos, hasta hoy une ambos lados del Atlántico. Pero nadie puede negar que,  desde la época de las independencias hasta hoy, hay una tendencia destructiva para acabar con ese pasado común y, de paso, ocultar el no menos presente común en el ámbito de la cultura. Marcelino Menéndez Pelayo en el año 1910 denunció que en España "el estudio formal de las cosas de América interesa a muy poca gente, a pesar de las vanas apariencias de discursos teatrales y banquetes de confraternidad" (Advertencia de la Historia de la poesía Hispano-americana). 

El siglo XX no ha traído ningún cambio que pudiera perturbar las aguas estancadas del mutuo olvido. Peor todavía: el pasado (y la cultura) de Hispanoamérica se han vuelto un lodazal espantoso. Nadie en su sano juicio se atreva a estudiarlo en su conjunto.  

Así las cosas, me gustaría rescatar una faceta de la obra de Julián Marías, cuyo centenario hemos celebrado hace poco, que pudiera ayudarnos a estudiar Hispanoamérica. Este gran pensador, discípulo mayor del gran maestro Ortega y Gasset, se tomó muy en serio una máxima del maestro: "Todo lo que yo he escrito hasta este prólogo, lo he escrito exclusivamente y ad hoc para gentes de España y Sudamérica". Si Ortega pensó la circunstancia común hispanoamericana, Julián Marías supo descifrar su pasado común. Todos conocemos su España Inteligible, pero lo leemos con mucha liviandad, "resbalando por el negro", permitimos que el título oculte una parte de la obra subrayada por el mismo autor: Razón histórica de las Españas

Julián Marías es uno de los grandes del pensamiento hispanoamericano. Recordarlo así, y no solamente como el pensador de España, es de suma importancia porque la desaparición del horizonte cultural español de Hispanoamérica, sobre todo tan prolongado, lleva a graves consecuencias, a saber, la incomprensión de la propia España y de su papel decisivo en el mundo. 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios