www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRÓNICA ECONÓMICA

PIB: La reforma laboral funciona

jueves 28 de agosto de 2014, 23:51h
El crecimiento "muy estimable" ha sido, de abril a junio del 0,6 por ciento. Por J.C.

Los datos de crecimiento, comparados con los de empleo, evidencian que la reforma de Fátima Bañez da resultados.

España crece, y lo hace a un ritmo “muy estimable”. Utilizo estas palabras, porque son las que usó, sin justificación alguna, José Luis Rodríguez Zapatero. Lo hizo en el Parlamento, y para referirse a los efectos que el Plan E iba a tener sobre el empleo en el segundo trimestre de 2009. De entonces ahora el número de empleados ha caído de 18.945.000 a 17.353.000, y el número de parados ha subido de 4.137.500 a 5.622.900. Pero eso queda para el vertedero histórico de la política. La economía es otra cosa.

Vamos a los datos. El crecimiento “muy estimable” ha sido, de abril a junio del 0,6 por ciento, según ha confirmado el INE. En términos anualizados, como hacen las cuentas en los Estados Unidos (es decir, multiplicado por cuatro), eso querría decir un crecimiento del 2,4 por ciento. Esos son los niveles de crecimiento que, con el anterior modelo económico, y antes de la reforma laboral, se creaba empleo. Los analistas saben que tras la reforma laboral favorece la creación de empleo con menos crecimiento, pero no saben dónde está ahora ese punto que separa una tendencia negativa de otra positiva. Da igual. Está claro que el crecimiento promete empleo.

Ya sabemos el resultado, claro, pero vamos a comparar el PIB y la EPA en los últimos trimestres.

En el segundo de 2013, el PIB cayó una décima y el empleo un 0,48% en términos desestacionalizados. De julio a septiembre del pasado año, el crecimiento del PIB fue de una décima, y el empleo (EPA, descontando el efecto del calendario), cayó un -0,24 por ciento. En los últimos meses de 2013, el crecimiento del PIB fue de dos décimas, y ya se produjo un avance del empleo, siempre en términos desestacionalizados: un 0,18 por ciento.

Vamos a 2014. En el primer trimestre, el PIB avanzó hasta marzo cuatro décimas y el avance del empleo fue casi igual al del período anterior: un 0,15 por ciento. El gran salto en el avance del empleo fue en el segundo trimestre de 2014, con un avance en esos tres meses del 1,03 por ciento. Y sabemos, lo ha confirmado Economía, que el crecimiento en esos meses del PIB fue del 0,6 por ciento

Mientras los económetras apuran su parafernalia, y a la espera de datos más fiables, lo que sí parece claro es que con crecimiento, aunque sea muy moderado, se crea empleo. Si esto se confirma, podemos decir dos cosas. La primera es que la reforma laboral, que a nosotros siempre nos ha parecido insuficiente, funciona en la época de expansión. Y la segunda, que nos espera, previsiblemente, una época muy positiva respecto del empleo.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha sacado la misma conclusión. ¡Por supuesto! Pero ha elegido unos datos chocantes, desde el punto de vista del análisis: escoge los datos interanuales. Lo hace, seguramente, porque no está pensando en el análisis económico sino en el político, y prefiere decir que un crecimiento interanual del 1,2 por ciento es compatible con un avance del empleo, también en términos interanuales, del 0,8. No ha querido meter en su titular la palabra, que es fea de veras, “desestacionalizado”. En cualquier caso, dice que los datos “demuestran que en España hoy ya se crea empleo con crecimientos más moderados del PIB”. Y es verdad. El informe sobre el PIB, que también incluye datos de empleo, señala que en el último año, en términos de empleos equivalentes a un puesto a tiempo completo, el avance ha sido de aproximadamente 127.000 puestos. No se producía un avance tan alto en un segundo trimestre desde 2008.

Hoy nos hemos detenido en la relación entre crecimiento y empleo. Pero hay alguna cosa más que decir sobre los datos de PIB. Principalmente, que el tirón exterior se frena por el frenazo de la economía de la eurozona, y porque las familias españolas gastan más. Y eso, que la demanda interna, tanto en consumo como en inversión, aumenta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.