www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

"CALDERÓN, DIMISIÓN"

domingo 18 de mayo de 2008, 21:21h
Ramón Calderón me ha suscitado siempre simpatía. Me parecía un hombre serio y consecuente. He tenido poco trato con él, siempre cordialísimo. Por eso me quedé estupefacto cuando se alzó con la presidencia del Real Madrid de forma claramente antidemocrática, al boicotear el cómputo de los votos por correo. Si en algunos de ellos se produjo fraude, bastaba con anularlos, pero dejar sin votar a diez mil socios, como dijo ayer el afiliado número 55.476, es algo que alteró de fondo el equilibrio democrático.

Ramón Calderón, antes de enmendar su error, quiso que se aprobaran unos estatutos en los que se eliminaba de forma definitiva el voto por correo. En la asamblea general extraordinaria del Real Madrid se produjo una apabullante derrota del presidente: 682 votos en contra frente a 150 a favor. Tras el desastre calderoniano, no había otro camino, claro y democrático, que el presidente presentara su dimisión. No lo hizo y la asamblea prorrumpió en un ensordecedor “Calderón, dimisión”. Lo ocurrido es, salvando las distancias, como si Zapatero perdiera en referéndum la reforma constitucional y se quedara tan tranquilo en su madriguera monclovita.

La decencia personal, la honradez profesional, el respeto a la democracia, exigen de Ramón Calderón lo que los socios han reclamado de forma abrumadora: la dimisión. Ascendió el presidente a su puesto, tras eliminar el voto por correo que le hubiera hecho perder las elecciones. Ahora ha querido legalizar la tropelía. Ha salido derrotado. No existe otro camino, salvo la indecencia, que presentar la dimisión y convocar inmediatas elecciones

Luis María ANSON

de la Real Academia Española

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios