www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EXPOSICIÓN PALABRA POR PALABRA EN EL CBA

Uriel Macías: "Los escritos sefardíes no se limitaron a romances y refranes"

sábado 18 de octubre de 2014, 10:00h
Muestra por primera vez su colección de biblias sefardíes en ladino hasta el 26 de octubre.
 (Foto: EL IMPARCIAL)
Ampliar
(Foto: EL IMPARCIAL)

En 2003, se quejó del desconocimiento de la cultura judía en España. ¿Sigue pensando lo mismo?
La gente es consciente de que existe el mundo sefardí, pero se sabe menos que, además de cantar y hablar en ladino, judeoespañol y sefardí, también se escribía en ese idioma.

¿Significan lo mismo?
No son exactamente lo mismo, aunque yo los utilizo como sinónimos. Hay una distinción que manejan los filólogos especializados, pero yo prefiero referirme al idioma indistintamente con estos tres términos, aunque es cierto que hay matices. Otro concepto que merece ser citado es aljamía, la escritura en letras hebreas, pero en lengua sefardí.

¿El estudio de las biblias sefardíes es un terreno explorado entre historiadores o filólogos?
En biblias hay poca gente trabajando, aunque en literatura hay más entendidos. Es un área muy específica dentro de la escritura sefardí, que era muy prolífica, como demuestra la existencia de periódicos, semanarios, revistas mensuales, poesía, teatro, novela o traducciones. Eso demuestra la pujanza de esta lengua y su extensa producción. Con esta exposición, he tratado de dar a conocer que los escritos sefardíes no se limitaron a romances y refranes.

¿Qué cuidados necesitan para asegurar su conservación?
Madrid no es un mal sitio para conservarlas. Si tuviera diez grados más de media, supondría un problema para mantener el papel en buenas condiciones, ya que se podría quebrar. Requieren unos cuidados mínimos, pero tampoco exagerados. Basta, sobre todo, con que no les dé la luz directa.

¿Tiene constancia de que haya más colecciones de este tipo?
Especializadas en biblias no hay. Hay también ejemplares en bibliotecas en Israel y Estados Unidos, además de en la British Library.

Expone 70 biblias, ¿representa la totalidad de su colección?
Sí, aunque no así en el caso de los libros de oraciones, de los que he tenido que hacer una selección. En las sinagogas, normalmente se ha rezado en hebreo, pero en algunos templos sefardíes había la costumbre de traducir ciertos textos. De esta forma, entendían y aprendían las lecturas mucho mejor.

¿Cuál es su trascendencia para el estudio de las lenguas o religiones?
Sucede que los textos de las traducciones bíblicas se parecen mucho entre sí, por lo que no es la mejor prueba de la evolución de la lengua sefardí, ya que son más conservadoras y estandarizadas pese a que el idioma, como cualquier otro, haya evolucionado con el tiempo. Muchas veces se dice que los sefardíes hablaban el español de la época de los Reyes Católicos. Es cierto que al ser expulsados se llevaron el español que se hablaba entonces, pero al reubicarse en otros lugares, esa lengua evolucionó por su cuenta dejándose influir por los idiomas locales.

¿Qué convierte a una biblia sefardí en una pieza singular?
Los cinco tomos de la primera edición de la traducción de Abrahám Asá, de 1739, es un ejemplo de singularidad por tratarse de los pocos ejemplares que se conservan completos, portada incluida; una parte muy valorada por los coleccionistas. Otra particularidad son las biblias con ilustraciones, una práctica poco habitual que se debe a la negativa de la tradición judía a representar a Dios.

¿Le han tanteado para solicitarle el préstamo de alguna de las piezas expuestas?
Se trata de la primera vez que expongo mi colección y, además, sólo sabía de su existencia mi entorno más cercano, de modo que tampoco ha habido oportunidad de que alguien requiera alguno de los ejemplares. No descarto, sin embargo, que en un futuro pueda prestar alguno de ellos, de hecho estoy pendiente de conseguir que la colección sea expuesta en Nueva York.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.