www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ESTRENA DOCUMENTAL ESTE SÁBADO

Icíar Bollaín: “Es el momento de echar la vista atrás y detectar dónde está el problema”

sábado 01 de noviembre de 2014, 01:07h
Icíar Bollaín: “Es el momento de echar la vista atrás y detectar dónde está el problema”
La cineasta pone voz y cara a “los otros españoles por el Mundo” en En Tierra Extraña. Por Laura Crespo
Lo suyo ha sido “por amor”. La cineasta Icíar Bollaín emigró hace unos meses a Edimburgo, la tierra de su pareja, el guionista Paul Laverty. “Llevábamos catorce años en España y ya tocaba hacer vida allí”, explica en una entrevista con este diario. “Pero mi trabajo está en España”, puntualiza. Trabajo. Precisamente allí, en Edimburgo, se encuentra la segunda colonia más grande de inmigrantes españoles del Reino Unido, formada por entre 20.000 y 30.000 personas que, en su mayoría, han llegado a la capital escocesa buscando oportunidades laborales. Ahí ha enfocado Bollaín para alumbrar su último trabajo, el documental En tierra extraña, una mirada a esos otros españoles por el Mundo, tan abundantes como escasamente representados en el tan extendido audiovisual sobre viajes.

“Españoles por el Mundo siempre ha sido un programa bastante amable, siempre ha ido a la gente que está contenta y vive bien”, explica la realizadora preguntada por la imagen que se transmite, en general, de los españoles que prueban suerte en el extranjero. “Esa gente existe y también está en Edimburgo, por descontado; lo que pasa es que han ido pasando los años y está empezando a haber otro tipo de españoles por el mundo que no salen tanto en esa clase de programas”. En tierra extraña pone la cámara delante de “esos otros españoles que no se han ido por amor o porque les apetece, sino porque aquí no han encontrado oportunidades”, dice Bollaín.

La cinta, que cinematográficamente es fiel a la armonía, la belleza y el mimo en la realización de la cineasta, se estructura en torno a dos espinas dorsales. Por un lado, una de las españolas residentes en Edimburgo, Gloria: almeriense, 32 años, recoge guantes perdidos en las calles de la ciudad desde hace dos. “Tenía como 400 guardados, los recogía con la intuición de hacer algo artístico con ellos, algo que expresara lo que sienten ella y muchos otros de los que están allí”, explica Bollaín. Finalmente, los desparejados guantes se utilizaron para una sesión fotográfica con la comunidad de españoles en Edimburgo dentro de la iniciativa ‘Ni perdidos, ni callados’. La preparación del proyecto vertebra el documental y el día de su ejecución sirve de escenario para los testimonios a cámara de los protagonistas: esas personas que, aunque lejos de sus otras mitades –familia, amigos, parejas, un proyecto de futuro…- luchan por no perderse.

Por otra parte, la película va alternando imágenes de la obra teatral Autorretrato de un joven capitalista español, escrita, dirigida e interpretada por Alberto San Juan. “Cuando tenía todos los testimonios grabados, me pareció un conjunto muy potente y muy humano, el corazón del documental; pero necesitaba también lanzar de alguna manera la pregunta del porqué, para evitar que se quedara en algo a título personal o se convirtiera en una queja”, cuenta Bollaín a El Imparcial. “Esto es una consecuencia de la crisis, vale, pero no hay que quedarse ahí sino preguntarse por qué; entonces me acordé del monólogo de Alberto (San Juan), que había visto hacía meses”.

San Juan arranca su obra desde el ingrediente que Bollaín buscaba como cemento de su película: preguntarse ¿Aquí qué ha pasado? “Él da una explicación, socio-económico-política, haciendo un recorrido por la historia de nuestro país desde antes de la transición hasta hoy, y viene a decir que el modelo económico ha propiciado que las cosas desemboquen en donde están ahora”, interpreta la cineasta, que optó por rodar el monólogo –con unas imágenes de poesía exultante-, e inyectar algunas reflexiones en momentos precisos. “Me pareció que el documental necesitaba proyectar una mirada un poco más lejos y, si no dar respuestas, porque desde luego que yo no las tengo, al menos lanzar preguntas”, explica.

Entre los pasos de Gloria por Edimburgo y los porqués propuestos por Alberto San Juan desde un escenario de Madrid, decenas de españoles desplazados vomitan sus frustraciones ante la cámara de Bollaín. Jóvenes y no tan jóvenes que se sienten en un limbo al que han sido empujados por la falta de oportunidades en España.

“Lo que percibo como más duro es la sensación de que se tienen que ir porque en España no hay sitio para ellos”, asegura la cineasta. Con algunas excepciones, la mayoría de entrevistados son licenciados que trabajan de au pair, friegaplatos o camareros. No es la única situación, porque cada vez salen más mayores de cuarenta y cincuenta que se ven “obligados a empezar de cero”, pero sí quizás la más llamativa, dice Bollaín. “Lo problemático no es fregar platos sino haber hecho un proyecto vital que no se cumple”, señala.

“Edimburgo es una ciudad en la que no se vive mal, es cogedora, bonita y te ofrece medios para ir tirando; el problema es que muchos, con treinta o treinta tres años se preguntan hasta cuándo van a estar en ese punto que es simplemente sobrevivir”, explica Bollaín, quien interpreta la frustración de los emigrantes españoles como que, “están bien, pero no están construyendo nada”.

Entre fotos y guantes, una porción significativa de esos más de 20.000 españoles en Edimburgo fueron desfilando ante las preguntas de Bollaín, no sin miedo a que el resultado les victimizara como colectivo, una idea probablemente inducida por el concepto de inmigración que se genera en los países receptores, como lo venía siendo España. “Hicimos un preestreno en Edimburgo y han quedado contentos con el resultado, se sienten representados en lo que es: algo que tiene su parte dura pero también tiene otra que no es tan dramática”, explica.

Momento de revisión

Aprovechando que el panorama está gritando que algo va mal, Bollaín cree que es el momento para “revisar cómo se hicieron las cosas”.

“Evidentemente, hay cosas que en la Transición se hicieron así porque no había otra forma de hacerlas; era un momento muy delicado en el que había demasiado en juego como para ponerse muy radical, pero ya han pasado cuarenta años y se puede hablar de algunas cosas, sobre todo de en qué se cedió”, opina la cineasta. “En la transición y la entrada en la Comunidad Europea se hicieron muchas concesiones, entre otras, la desindustrialización del país; los recursos y las ayudas europeas se volcaron en carreteras y comunicaciones, creando un país muy orientado al turismo que, a largo plazo, termina donde estamos ahora”, asevera.

Además, Bollaín cree que la transición no llevó a una democratización “completa” de la sociedad. “Votamos cada cuatro años, pero hay instituciones muy poco democráticas, empezando por los propios partidos”, critica y hace hincapié en que es ahora “el momento de echar la vista atrás, porque si no detectamos dónde está el problema, seguiremos así o peor”.

La realizadora sitúa la posibilidad de cambio en las personas. “Lo que me transmite este documental es que la gente es muy valiosa y muy valiente”, defiende y aboga por quitarse complejos y autocríticas heredadas. “Nos aprendemos el cuento como nos lo cuentan: que este país es así, que no tiene remedio, el mensaje perfecto para que las cosas sigan exactamente igual”, subraya la cineasta y continúa: “este documental es un canto y una llamada a la gente: los españoles somos valiosos y la pobreza de España no es una especie de maldición divina, se puede cambiar”.

Realidad dramática y mensaje positivo que Bollaín presentará en Madrid, participando en coloquios con el público tras la proyección de En tierra extraña en salas. Será este sábado y domingo en los cines Renoir, con pases a las 22:00 y las 18:00 horas respectivamente (aquí se pueden comprar las entradas). La película podrá verse también el 8 de noviembre en el cine Boliche de Barcelona y en La Rambleta de Valencia, además de estar disponible en las plataformas de cine online Filmin y Yomvi.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios