www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

El Teatro Real estrena Muerte en Venecia

jueves 27 de noviembre de 2014, 11:09h
Entre los días 4 y 23 de diciembre, podrá verse en Madrid la coproducción del Teatro Real y el Liceu de Barcelona, donde la última obra de Benjamin Britten se estrenó en 2008 con gran éxito.
El Teatro Real estrena Muerte en Venecia

Muerte en Venecia es una ópera muy diferente. Así lo señalaba este miércoles el director musical de la producción que se estrena en Madrid el próximo 4 de diciembre, Alejo Pérez. Y tanto el director artístico del Real, Joan Matabosch, como el encargado de la escena, Willy Decker, coincidían en ello. Y lo es por muy diferentes motivos, desde el momento en el que su compositor, Benjamin Britten, defendía la idea de que la ópera tenía que dejar de lado el realismo y apuntar a lo expresivo. Una idea que llevó a cabo, por ejemplo, haciendo que hubiera un solo protagonista, una técnica que dinamiza la acción y, sobre todo, permite establecer paralelismos. Se trata, en todo caso, de una obra muy introspectiva, como señalaba Decker, donde la historia que se cuenta es el propio protagonista y, por tanto, está formada por imágenes, ideas, pensamientos que brotan del interior más profundo del personaje, el escritor Gustav von Aschenbach, alter ego del compositor, que camina inexorablemente hacia la muerte, cautivo de su amor por el joven Tadzio, encarnación de la belleza, el erotismo y la eternidad.

En esta ocasión, la ópera está protagonizada por el tenor John Daszak, que encarnará al atormentado escritor, y el barítono Leigh Melrose, encargado de dar vida a siete personajes distintos. Ambos cantantes debutarán en el coliseo madrileño, al lado de un gran número de solistas, y de la mano de todo un veterano ya en el foso del Real, el argentino Alejo Pérez. Por su parte, Willy Decker tampoco pisa el escenario lírico madrileño por primera vez: fue responsable de la escena de otra producción de una ópera de Britten, Peter Grimes, en la primera temporada del renovado Teatro Real, de la tetralogía de Wagner presentada entre 2002 y 2004, así como de la obra de Massenet Werther, en 2011, y es, sin duda, todo un conocedor de Britten de quien ya ha subido a escena en numerosas producciones a lo largo de su carrera. Y en esta ocasión, enfrentado al duro reto que siempre supone un monólogo interior donde la filosofía y la reflexión del personaje son la única acción. Por ello, Decker confiesa que se aleja de las lecturas más realistas de la obra para adentrarse en la mente febril y desasosegada del protagonista ayudado por la atmosfera nebulosa, decadente y poética de Venecia.

La ópera, basada en la novela homónima de Thomas Mann, vertebra una ambiciosa programación en diferentes ámbitos artísticos y culturales – artes plásticas, cine, música, danza, conferencias -, en la que participan la Biblioteca Nacional de España (Exposición Mariano Fortuny-Madrazo otra muerte en Venecia), la Fundación Juan March (ciclo de tres conciertos titulado El universo musical de Thomas Mann y dos conferencias sobre Thomas Mann, su vida, su obra, su tiempo) y la Filmoteca Española (proyección de la película Muerte en Venecia, de Lucchino Visconti). También en el Teatro Real, la programación en torno a la ópera de Britten se prolongará hasta el mes de marzo de 2015, con distintas ofertas aparte de las siete funciones de Muerte en Venecia. El 13 de diciembre tendrá lugar la proyección de la ópera The Indian Queen, de Henry Purcell, en la singular versión de Peter Sellars, en el marco del programa ÓPERA EN CINE y al día siguiente, solistas de la Orquesta Titular del Teatro Real ofrecerán un concierto de música inglesa integrado en los Domingos de Cámara. Finalmente, coincidiendo todavía con las funciones de la ópera, el tenor Ian Bostridge y el pianista Julius Drake interpretarán obras de Benjamin Britten, con la participación del contratenor Anthony Roth Costanzo y el barítono Duncan Rock.

La programación dedicada al compositor británico proseguirá los días 12 y 14 de marzo con la interpretación de su inquietante War Requiem, que dirigirá Pablo Heras-Casado al frente del Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real, de los Pequeños cantores de la JORCAM, y con la soprano Susan Gritton, el tenor John Mark Ainsley y el barítono Jacques Imbrailo como solistas. Cerrará esta propuesta artística e interdisciplinar el ballet de Hamburgo, que ofrecerá 6 funciones de Muerte en Venecia en la coreografía de John Neumeier y el espectáculo infantil Paseo en góndola, concebido y presentado por Fernando Palacios para el ciclo ¡Todos a la Gayarre!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.