www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA TRAMPA DE LA FINANCIACIÓN DE LOS PARTIDOS

sábado 29 de noviembre de 2014, 17:49h
Ninguna medida contra la corrupción, por certera que sea, tendrá credibilidad real mientras no se establezca por ley...
Ninguna medida contra la corrupción, por certera que sea, tendrá credibilidad real mientras no se establezca por ley que los partidos políticos y las centrales sindicales no podrán gastar un euro más de lo que ingresen a través de las cuotas de sus afiliados.

Así de sencillo. Así de difícil, porque partidos y sindicatos andan metidos en unos gastos desmesurados y no renunciarán al dinero público para financiarse. Y dejo deliberadamente aparte la corrupción por las mordidas del 3% o por el latrocinio de los cursos de formación.

El Partido Popular gastó en el año 2011, 133.398.210 euros e ingresó por las cuotas de sus afiliados 12.303.879. Más del 90% del derroche fue sufragado gracias al dinero público, es decir, al dinero de todos los españoles, a los impuestos casi confiscatorios con los que los mismos que se benefician, sangran a los ciudadanos.

Y cito al Partido Popular cuando podría hablar de igual forma y en parecida proporción de casi todos los partidos de relieve, de casi todos los sindicatos significativos. Las medidas contra la corrupción expuestas por Mariano Rajoy ante el Congreso de los Diputados son irreprochables. Y resultarán en muchos aspectos eficaces. Pero la ciudadanía las mirará -las está mirando- con escepticismo porque ni los partidos políticos ni los sindicatos aceptan reducir sus gastos desmesurados, adeudándolos a lo que ingresan por medio de las cuotas de sus afiliados. Ahí está la madre del cordero, la realidad del silencio de los corderos.