www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRÓNICA GASTRONÓMICA

Disfrutar, auténtico regalo de reyes

lunes 22 de diciembre de 2014, 18:37h
Acaba de inaugurar en Barelona un restaurante que es un auténtico regalo de Reyes.
Eduard Xatruch, Rafael Ansón y Oriol Castro.
Ampliar
Eduard Xatruch, Rafael Ansón y Oriol Castro.
Para los aficionados a la buena mesa, para los que valoran y viven la gastronomía, acaba de inaugurarse en Barcelona un restaurante que es un auténtico regalo de Reyes para el año 2015, Disfrutar. Fui a cenar apenas 7 días después de su inauguración y, al saber que sus responsables fueron y son los principales colaboradores de Ferran Adrià, Eduard Xatruch, Oriol Castro y Mateu Casañas, no tenía ninguna duda de que iba a cenar muy bien.

Los tres chefs ya habían demostrado lo que podían dar de sí en Compartir, en Cadaqués, su primer proyecto tras el cierre de elBulli, y que es todo un éxito.

En Barcelona, han abierto un espacio, como su nombre indica, para disfrutar.

El espacio, la decoración minimalista casi ibicenca, la altura del techo, la falta de ruidos, las posibilidades de compartir y conversar, la terraza prolongación del salón, la calidad y blancura del escenario está pensado y diseñado para disfrutar. Por supuesto también su cocina, abierta, sin ni siquiera cristales. Es como un espectáculo de ballet, donde los más de 10 cocineros se mueven a buen ritmo, como si estuvieran oyendo música y adaptándose a sus notas. En el centro, los directores de orquesta, Oriol, Eduard y Mateu.

Una imagen, que me recuerda mucho a elBulli. Únicamente falta esa figura irrepetible de Ferrán Adrià, allí, en una esquina, vigilándolo todo, impulsándolo, creándolo y trasmitiendo su genialidad.

El estupendo servicio está compuesto por gente joven, amable y sonriente, que da las explicaciones necesarias, sin interrumpir ni resultar pesado.

La clientela, también es joven, informal, distendida y con sonrisas de felicidad.

En el plato, o mejor dicho, en los diferentes soportes y recipientes, de una gran originalidad, se presentan una maravilla de aromas, gustos y sabores. También de texturas y temperaturas.

Una velada inolvidable

Cuando te sientas en Disfrutar, te sientas a ver una exhibición que genera curiosidad, sorpresa y emoción. Una demostración más de la capacidad de innovación y creatividad que tiene la cocina española actual. Sería difícil encontrar en otro lugar del mundo unos juegos artificiales como los que sitúa en el firmamento gastronómico a este nuevo y maravilloso espacio.

Dan prueba de ello platos como el polvorón de tomate y caviaroli de arbequina; su versión de las aceitunas; el salmonete con papada y ñoquis de berenjena; el solomillo de cerdo ibérico pibil; o el cucurucho de tarta de queso.

Ese paraíso de fuegos artificiales, armonías, sabores, calidad gastronómica y excelencia en la atención y el servicio puede disfrutarse en dos menús: uno de 65 euros y otro más largo de 95. Naturalmente, sin vinos.

Es algo que deberían hacer todos los restaurantes, pues la elección del vino corresponde al cliente. En su carta de vinos hay suficientes vinos entorno a los 10-15 euros que permiten que no se encarezca la cuenta final.

El menú corto abarca más de 7 actos, cada uno, con 3 preparaciones diferentes. Al final, son casi 21 platos. Naturalmente, son raciones pequeñas pero suficientes para disfrutar, sin pausa, a lo largo de esas más de 2 horas de sorpresa y de emoción que puede durar la experiencia.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.