www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ABORDARÁ LA CORRUPCIÓN Y EL DESAFÍO CATALÁN APELANDO A LA RESPONSABILIDAD

La gran incógnita del primer discurso de Felipe VI como Rey: ¿mencionará la imputación de la Infanta Cristina?

miércoles 24 de diciembre de 2014, 09:18h
Esta Nochebuena, el Rey Felipe VI pronunciará su primer discurso navideño dirigido a la nación desde que fuera proclamado monarca. Para tratar de averiguar de qué hablará y cómo será la puesta en escena de la grabación, El Imparcial ha entrevistado a Gerardo Correas, presidente de la Escuela Internacional de Protocolo, quien ha despejado nuestras dudas. Por María Cano

Esta Nochebuena, el Rey Felipe VI pronunciará su primer discurso navideño y no es poca la expectación que ha despertado. Muchos se preguntan cuál será el lugar elegido, qué detalles adornarán la puesta en escena y de qué hablará. Para resolver estas dudas, El Imparcial ha consultado a Gerardo Correas, presidente de la Escuela Internacional de Protocolo y director del Área de Protocolo de la Universidad Europea, quien se ha mostrado convencido de que el Rey pronunciará un discurso más moderno y fresco que los de su padre en años anteriores.

Con gesto serio, “porque él es serio”, pronunciará “su primer discurso institucional y va a seguir los pasos del discurso de la proclamación y va a institucionalizar la monarquía”, según ha explicado Correas a este diario.

Sobre si se referirá a la Infanta Cristina, Correas cree que no lo hará de forma directa, “sería una sorpresa”, ha afirmado, aunque es un hecho que la Casa Real “se ha desmarcado muy seriamente, de hecho ni siquiera la invitaron a la proclamación”. Lo que sí es probable es que aluda al tema de forma generalista insistiendo en que la Justicia es para todos “y marcando una postura muy firme de separación del asunto”.

Tampoco puede obviar otra de las grandes preocupaciones de los españoles, la primera en orden de importancia con un 65% de los votos de los encuestados según la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del pasado mes de noviembre: la corrupción. “Tiene que afrontarla, pero llamará a la confianza de la ciudadanía, por un lado, y a la seriedad, el rigor y la responsabilidad de los políticos, por otro”, ha afirmado Correas.

Otro asunto de plena actualidad es el de Cataluña y por ello, es probable que Don Felipe vuelva a apelar a la necesidad de unión de todos los españoles “sin olvidar las singularidades, y creo que hará un guiño y hablará en las tres lenguas o en la despedida o en la felicitación de las Navidades”.

Además, “seguro que menciona a sus padres alabando la figura de Don Juan Carlos y su legado pero de una manera generalista y sin olvidar todo lo que ha hecho por el asentamiento de la democracia”.

“Me inclino a una puesta en escena más moderna y dinámica, él maneja bien las cámaras y me inclino a que haya distintos planos pero todos seguidos, sin cortes, será un discurso más fresco”, opina el presidente de la Escuela Internacional de Protocolo, quien apuesta por una grabación en su despacho aunque probablemente no sentado detrás de su escritorio, sino apoyado en su mesa de trabajo y mirando a las cámaras.

En cuanto al escenario, Correas cree que se habrá grabado “en su y creo que habrá alguna foto de la Reina y de las Infantas y también de sus padres, pero creo que no habrá símbolos religiosos”. En un claro respeto a todas las confesiones religiosas sin apostar por ninguna, Correas intuye que desaparecerá de la grabación la imagen del Belén clásico que siempre estaba presente en los discursos de Don Juan Carlos. “Ya en su proclamación como Rey desaparecieron los símbolos religiosos, por lo que creo que será aséptico”, ha insistido.

También el color de la corbata elegida puede encerrar un mensaje. Si es verde, símbolo Borbón por excelencia, lanzará un guiño a los monárquicos porque según recuerda Correas, las siglas de la frase “Viva El Rey De España” conforman la palabra del color con el que los monárquicos muestran su adhesión a la Corona.

La Casa Real va cambiando, va adaptándose pero sin que sean cambios bruscos, según explica Correas. De hecho, “los Premios Príncipe de Asturias se han modificado muchísimo pero con cambios suaves, poco a poco, adaptándose a los tiempos sin brusquedades”. También ha recordado Correas una modificación significativa en su primera recepción a embajadores, en la que en vez de tenerlos a todos juntos en una sala esperando a que él apareciera fue al revés, él les fue saludando según llegaban.

“Creo que será una buena grabación y un buen discurso que contribuirá a aumentar aún más su popularidad, que ya ha crecido desde su proclamación”, opina este experto en protocolo. Ahora sólo queda esperar unas horas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.