www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PAGAMOS A 3.000.000 DE EMPLEADOS PÚBLICOS

martes 30 de diciembre de 2014, 13:19h
En 1977, los españoles pagábamos a 700.000 empleados públicos; ahora, a 3.000.000...

En 1977, los españoles pagábamos a 700.000 empleados públicos; ahora, a 3.000.000. El ministro de Hacienda ha reconocido la cifra de 2.522.631 pero faltan colaboradores, asesores, personal de las empresas públicas nacionales, autonómicas, provinciales y municipales. Es verdad que, atendiendo a la crisis económica, Mariano Rajoy ha reducido las Administraciones Públicas en unas 200.000 personas, limitando la reposición de los empleados públicos.

La estrategia de la reducción se está haciendo a la ligera, de forma asistemática. Nunca he sido partidario de los eres ni de echar a la gente a la calle. Hay que fijar una plantilla mínima, por ejemplo, 1.200.000 empleados y establecer a continuación que de cada diez funcionarios o empleados que se jubilen o fallezcan solo será sustituido uno. La fórmula, que vengo defendiendo desde hace veinte años, se ha aplicado de forma irregular, puesto que en ocasiones la reposición ha sido del 50%.

En todo caso, ese es el camino. Frente a las maniobras de Zapatero, frente a las posiciones de la izquierda radical que solo sabe crear empleo incrementando el público, se trata de todo lo contrario: reducir el empleo público e incentivar a empresarios y emprendedores para que se cree empleo real, el que pagan los empresarios y no todos los ciudadanos a través de unos impuestos casi confiscatorios. Da vergüenza asomarse a algunos organismos públicos y contemplar cómo se pierde el tiempo por parte de los empleados innecesarios y cómo se malgasta el dinero de los contribuyentes. Y todo eso reconociendo que los empleados públicos españoles son trabajadores y eficientes, sobre todo los que se han ganado el puesto a través de oposiciones y no porque fueran señalados por el dedo de los dirigentes políticos.