www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PRESENTACIÓN DE "EL NIÑO" EN EL CALDERÓN

Torres: "La marcha fue lo más duro de mi carrera"

Diego García. Estadio Vicente Calderón
domingo 04 de enero de 2015, 15:17h
40.000 aficionados dieron la bienvenida al 'Niño'. Por Diego García

Se antoja complicado imaginar un elemento de cohesión para la coyunturalmente diluida afición colchonera. La mancha violenta del final de 2014 había erosionado la fuerza espiritual de la tribuna de la ribera del Manzanares. Sin embargo, por obra y gracia de la necesidad meramente deportiva de cobertura del perfil de delantero vacante tras la marcha de Diego Costa, el Atlético de Madrid ha contraprogramado, en el momento idílico, las rencillas corales entre aficionados. La vuelta de Fernando Torres, siete años después de su emotivo abandono, ha actuado como catarsis sin par, congregando a casi 40.000 hinchas en el Vicente Calderón que convirtió al "Niño" en apodo icónico de la institución que volvía de segunda a trompicones, peleada con la pugna por la gloria en aquella década.

"Hace poco más de siete años estábamos despidiéndonos, pero teníamos la esperanza de que fuera un hasta luego", avanzó el delantero en el primer saludo oficial de vuelta a su casa. El punta madrileño, que confesó que este era "un día feliz y va a ser difícil no emocionarme", explicó el trauma de su marcha y, por ende, el efecto multiplicador de esta jornada en su trayectoria vital: "Fuera del campo han pasado muchas cosas a nivel personal. Estoy en un momento más maduro y feliz que entonces. A nivel deportivo he cambiado mucho. Era un chico de 24 años que comprendió, a esa edad tan temprana, algo muy duro para mí. Necesitaba marcharme del Atlético para que el club y yo pudiésemos crecer. Este fue el momento más duro de mi carrera".


"Gracias a Dios el club ha mejorado en todos los aspectos, ha crecido, ha ganado títulos y ha construido un equipo sólido. Por mi parte, gané los títulos que estaba buscando. El tiempo nos dio la razón. Pero siempre me ha faltado algo: ganar aquí. Quiero ganar representando esos valores y de esa manera. Ojalá lo consiga. Pero, si no se logra, el esfuerzo habrá merecido la pena".


Trasladado el balance al presente, Fernando aseguró en todo momento saber "que vengo a un equipo campeón, que está a la altura de la historia de este club y que ha ganado representando los valores que a mí me enseñaron en la cantera desde que tenía 10 años". "Sé que el equipo es muy competitivo y me gusta. Desde fuera me he emocionado con las victorias y sufrido con las derrotas. El año pasado fue un ejemplo de lo que es este club: disfrutamos, nos hicieron soñar y nos quitaron algo que teníamos en la mano en el último minuto pero eso nos da más fuerza", apuntó antes de agradecer a José Luis Pérez Caminero, Miguel ángel Gil, Enrique Cerezo, Diego Simeone y el Profe Ortega, la labor de reclutamiento. "Me han hecho ver que me necesitaban, que era un jugador importante. Solo espero que me ayuden a entender este equipo campeón. Lo he disfrutado desde fuera y ahora quiero hacerlo desde dentro", subrayó.

La figura del Cholo, como no podía ser de otro modo, era argumento inexcusable, tanto por su personalidad como por la inclusión de Torres en la estructura rojiblanca actual. "El Cholo ha sido muy importante para que venga. Me transmitió la confianza que necesitaba. Sé que conoce el club y el equipo. Ojalá me lleve poco adaptarme. Le conozco y se lo difícil y lo exigente que era como compañero y como entrenador lo será más. Espero entender rápido lo que quiere y entrar cuando lo necesita". "Vengo a sumar y entiendo que tengo un extra de responsabilidad", sentenció mirando al graderío repleto.

Antes de abandonar la sala vip del coliseo madrileño y ofrecerse a la masa social enfervorecida, Torres describió el recorrido de su fichaje: "Ha sido un proceso en el que me faltaba algo que me ilusionase. Que solo lo podía tener aquí. El Atlético necesitaba un refuerzo en ataque y todo encajó. He estado en contacto con el club y vimos si podía ser factible. Luchamos para que se hiciera y cuando todos estuvieron de acuerdo fue fácil. Llevaba tiempo soñando en que pudiera ser una realidad". "Aún hoy me cuesta darme cuenta de que se ha hecho realidad. Me veo entrenando con mis compañeros y en el Cerro, con el escudo, pero es un poco extraño. Falta jugar en el Calderón con la camiseta del Atleti, porque he estado aquí con la Selección y el Liverpool. Ese día va a ser muy especial", confesó el delantero.

Por último, una reflexión ante la convulsa atmósfera del aficionado colchonero. "La gente sabe, más que ninguna afición en el mundo, que ganan puntos para el equipo. El año pasado se ganó la Liga pero tuvieron muchos puntos en que fueron protagonistas. Mi mensaje no puede ser otro que darle las gracias. He sufrido como visitante. El mensaje es de unión. El Atleti debe estar por encima de todo. En el Calderón necesitamos gente que venga a animar, como han hecho siempre". El icono moderno del Atlético de Madrid ha llegado a tiempo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios