www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ÓLEO SOBRE TABLA DE 1938

Violetas imperiales, un Dalí más en Cataluña

Elena Viñas
x
elenavinaselimparciales/11/5/11/23
lunes 12 de enero de 2015, 14:57h
La Fundación Gala-Salvador Dalí presenta su última adquisición.
'Violetas imperiales' © Salvador Dalí, Fundació Gala-Salvador Dalí
Ampliar
"Violetas imperiales" © Salvador Dalí, Fundació Gala-Salvador Dalí
La Fundación Gala-Salvador Dalí ha presentado este lunes Violetas imperiales, un óleo sobre tela de Dalí fechado en 1938. Se trata de la última adquisición de esta fundación, cuyos museos registraron en 2014 un descenso de visitantes del 2,88 por ciento respecto al año anterior.

La Guerra Civil y la II Guerra Mundial obligaron a los Dalí a emprender un periplo por las casas de sus amistades repartidas por Europa. "Desde el apartamento que tenían en París, se desplazaron a Italia, donde visitaron a Edward James y vivieron en la casa de lord Gerald Berners", explica la Fundación Gala-Dalí en un comunicado.

El exilio de Sigmund Freud a Londres "hizo que Dalí se desplazara allí para conocerlo, entrevistarse con él y retratarlo". Una vez finalizado el encuentro con un Freud mayor y enfermo, los Dalí hicieron una breve estancia en Florencia y completaron su viaje instalándose en septiembre en 'La Pausa', la casa de Coco Chanel en Roquebrune, Cap Martin. "Es posible afirmar, por tanto, que Violetas imperiales fue pintado en una serie de residencias provisionales que, de manera esporádica, funcionaron también como talleres efímeros, mayoritariamente ubicados en Francia e Italia", afirma la fundación propietaria del cuadro.

El coleccionista Edward James fue el primero en contar con la obra en su haber hasta que en 1941 la donó al Museum of Modern Art de Nueva York. Más tarde, en 1975, fue subastada en Nueva York en una puja organizada por Sotheby's y, después, ha formado parte de los fondos de la Galería Guereta y la Colección Arango, según la ficha que acompaña a la obra en su página web.

Ante la pregunta de este periódico sobre a quién pertenecía ahora la pintura y por cuánto ha sido comprada, la fundación evita dar más datos: "Cuando la adquisición se realiza a una casa de subastas, podemos decir cuál y qué precio, pero lamentablemente cuando se trata de un particular, debido a nuestro compromiso de confidencialidad, no podemos publicar de quién se trata ni cuál es el precio".

El teléfono, tema daliniano

No extraña que el óleo esté protagonizado por un teléfono pues, tal y como recuerda la Fundación Gala-Salvador Dalí, es un tema recurrente en su producción de 1938 y 1939: "Tiene que ver con el Pacto de Múnich, el acuerdo firmado el 29 de septiembre de 1938 entre Hitler, Mussolini, Chamberlain y Daladier para anexionar los Sudetes a Alemania; un acuerdo que acabó simbolizando la inutilidad de los esfuerzos por conseguir la paz, puesto que poco después comenzó la II Guerra Mundial. El teléfono tuvo un papel muy importante en aquel consenso. En este sentido, Dalí parodió este aparato que, aun siendo muy utilizado, no aportó ninguna resolución efectiva".

Sobre su ejecución, afirma que Violetas imperiales es un óleo "que contrasta con la luminosidad de las obras anteriores inspiradas en el Mediterráneo", a lo que añade que fue recibida como una pintura "oscura, poco esperanzadora y de difícil interpretación". En el fondo de la escena representada es posible distinguir "montañas esquematizadas que podrían ser la Sierra de Verdera". Abajo, "una masía y el esqueleto de una barca" y, a mano izquierda, "un adulto de la mano de un niño y una sombra negra que nos recuerda a la tapa del piano que Dalí reproduce en muchas de sus obras".

A partir de este martes, Violetas imperiales podrá verse en la sala de los dibujos del Teatro-Museo Dalí.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios