www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

GRECIA: RAJOY SE ABRAZÓ AL PERDEDOR, IGLESIAS AL VENCEDOR

lunes 26 de enero de 2015, 09:58h
Como una cuestión de hecho, Mariano Rajoy viajó a Grecia para abrazarse al político que ha resultado el gran perdedor...
Como una cuestión de hecho, Mariano Rajoy viajó a Grecia para abrazarse al político que ha resultado el gran perdedor de las elecciones helenas; Pablo Iglesias se exhibió junto al vencedor, un hombre de la ultraizquierda que con su victoria está zarandeando ya la estabilidad de la Europa del euro.

Claro que la situación de España es muy diferente a la de Grecia. Claro que el Partido Popular avanza en todas las encuestas y ocupa de nuevo el primer lugar en intención de voto. Claro que Podemos empieza a estar cuestionado por las piruetas económicas de algunos de sus miembros. Pero claro también que sus correligionarios griegos han ganado las elecciones y eso, sin duda, repercute de forma favorable en las aspiraciones de Pablo Iglesias. El pintoresco partido de los frikis llamado a desaparecer en un suspiro, según Pedro Arriola, resulta que ha desplazado al PSOE, que ha aniquilado al Partido Comunista enmascarado en Izquierda Unida y que se ha instalado al menos en las encuestas como el principal contrincante del PP.

Las cabezas pensantes del PSOE han reaccionado convocando elecciones autonómicas en Andalucía. El futuro escabeche de Pedro Sánchez en favor de Susana Díaz podría suponer que la lideresa andaluza recupere el terreno perdido ante Podemos. A la estabilidad de España le convendría que esta maniobra -dicen que inspirada por Felipe González- salga bien. No estoy seguro, sin embargo, de que las nuevas generaciones, asqueadas ante el espectáculo de la podredumbre y la voracidad de los partidos políticos tradicionales, cada vez más prepotentes, estén dispuestas a sumarse a nada que no signifique una renovación de fondo de la vida nacional.