www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRÓNICA RELIGIOSA

De nuevo "Bravo por los bravos"

De nuevo 'Bravo por los bravos'
Ampliar
domingo 01 de febrero de 2015, 08:51h
Esta semana se han entregado los premios Bravo que concede la Conferencia Episcopal Española a aquellas personas o instituciones a los que se reconoce, por parte de la Iglesia, la labor meritoria en los diversos medios que se hayan distinguido por el servicio a la dignidad del hombre, los derechos humanos y los valores evangélicos.
Hay que decir en esta crónica religiosa de nuevo “Bravo por los Bravos”. El especial de esta edición fue concedido a Enrique Planas, que durante medio siglo ha servido a la Iglesia “con entrega generosa y empeño constante”, como reza el acta de concesión de los premios. Monseñor Planas, que habló en nombre de todos los premiados ofreció unas cuantas propuestas a los comunicadores de la Iglesia, que a él le han sido de gran ayuda. En primer lugar, el amor al pasado. “Es necesario saberse herederos de una realidad histórica. Sumergirse en la realidad, sin perder el norte del Evangelio. Todo puede construirse. Hay que servir a la Iglesia con alegría. No supeditar la realidad a la carrera y menos a la verdad. El mérito es de quien lo tiene y no del cargo. Por ello es importante actuar con conciencia recta y ser nudo”.

Planas dijo también que “debemos comunicar sin crispaciones y saber gestionar la complejidad. Estamos en un cambio de época. Por todo ello, debemos introducir o recuperar buen estilo, educación y belleza, además de la verdad. Amistad con todos y no meterse en política. Rodearse de personas que valgan más que uno. Conseguir finura espiritual”.

Por su parte, el obispo de Guadix-Baza y Presidente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social, Monseñor Ginés García Beltrán, clausuró el acto afirmando que “es un encuentro amable entre la Iglesia y los medios”.

Y ya que hablamos de medios, tenemos que referirnos, una vez más, a José María Gil Tamayo, Portavoz y Secretario General de la Conferencia Episcopal que este jueves pasado, en una conferencia titulada “La presencia pública de la Iglesia”, indicó que el espacio público puede estar “amenazado por fundamentalismos pero también por un laicismo excluyente”. Gil Tamayo pidió a los cristianos a hacer que en el espacio público reine una “laicidad positiva e integradora y que el hecho religioso no se relegue al ámbito de lo privado para superar la invisibilidad de la fe en este mundo”.

Dentro de la crónica religiosa indicar, también, que la Santa Sede ha hecho pública la lista de Padres Sinodales correspondientes a las Conferencias Episcopales para la XIV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, confirmando la elección realizada por las respectivas Conferencias Episcopales. Por tanto, por parte de nuestro país, asistirán el Presidente de las Conferencia Episcopal y Arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, el Vicepresidente y Arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, y el Presidente de la Subcomisión Episcopal de Familia y Vida, y Obispo de Bilbao, Mario Iceta. El Sínodo tendrá lugar en el Vaticano, del 4 al 25 de octubre de 2015 con el tema "La vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo".

Y como última información, la noticia que nos llegaba también de la Santa Sede, pues el Papa ha decidido dejar de imponer el palio a los Arzobispos metropolitanos en Roma, dejando a los nuncios que lleven a cabo en las respectivas diócesis esta ceremonia de investidura que simboliza la comunión con Roma. La decisión de Francisco, que fue comunicada a los nuncios apostólicos a través de una carta firmada por el Maestro de Ceremonias Pontificias, Guido Marini, con fecha del 12 de enero de 2015. En esta nueva fórmula, los Arzobispos metropolitanos recibirán el palio en privado y después será el nuncio del país quien lo imponga en la diócesis de origen. En la ceremonia deben participar todos los obispos de las diócesis llamadas 'sufragáneas', es decir, que dependen de alguna manera de la sede metropolitana del titular del palio.

Hasta ahora, el palio era impuesto a los nuevos Arzobispos metropolitanos nombrados durante el año anterior en la misa celebrada por el Pontífice en San Pedro, el día de la fiesta de los santos Pedro y Pablo, el 29 de julio. Esta es la segunda decisión de Francisco relacionada con el palio. La primera fue la de volver a usar, en el segundo año del Pontificado, el palio que tradicionalmente usaban los Pontífices en los últimos siglos, idéntico al que se impone a los arzobispos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios