www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SÁNCHEZ, GÓMEZ, EL MAL MENOR

jueves 12 de febrero de 2015, 09:49h
Claro que Pedro Sánchez tenía idea clara de que se iba a organizar un gran revuelo, que Tomás Gómez...

Claro que Pedro Sánchez tenía idea clara de que se iba a organizar un gran revuelo, que Tomás Gómez se rebotaría, que se produciría alboroto callejero, que los medios de comunicación agigantarían su decisión. Pero al analizar el balance entre lo positivo y lo negativo de la medida se ha inclinado por escabechar a Gómez. El PSOE puede perder en Madrid pero no hacer el ridículo y con Gómez las probabilidades de catástrofe estaban creciendo día a día.

No da la sensación de que se trate de una venganza personal ni de un ajuste de cuentas internas ni de lo insufrible que resulta en Ferraz la actitud presuntuosa y desafiante de Tomás Gómez. Han contado las encuestas. Se han impuesto los sondeos. Se ha tenido en cuenta, además, la información cierta de que tanto Podemos como el PP disponen de información adicional sobre el tranvía llamado desastre. Así es que Pedro Sánchez, aún rasgándose las vestiduras, ha preferido cortar por lo podrido antes de que los electores volvieran la espalda a la opción socialista.

Naturalmente que el secretario general del PSOE tiene sustituto o sustituta y no le será difícil vencer resistencias y conseguir el respaldo del socialismo madrileño para presentarse con la cara lavada a las elecciones de mayo.