www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NOVELA

José C. Vales: Cabaret Biarritz

domingo 15 de febrero de 2015, 15:29h
José C. Vales: Cabaret Biarritz

Premio Nadal 2015. Destino. Barcelona, 2015. 456 páginas. 20 €. Libro electrónico: 9,99 €. José C. Vales se ha alzado con el más veterano de los galardones literarios españoles, el Premio Nadal, con esta original novela que combina a la perfección la crónica sobre los festivos años 20 del pasado siglo con el relato policiaco.


Por Ángela Pérez

José C. Vales (Zamora, 1965) se ha centrado en su trayectoria profesional en el mundo de la traducción, vinculado a varios sellos, especialmente Impedimenta, y en el de la edición, ámbitos en los que goza de gran prestigio. Así, cabe recordar, por ejemplo, la edición renovada de Cuentos de Navidad, de Charles Dickens, o de Orgullo y prejuicio, de Jane Austen. La literatura inglesa del siglo XIX es uno de sus terrenos preferentes, lo que, sin duda, se dejó sentir en su debut como novelista con El pensionado de Neuwelke (Planeta, 2013), donde nos propone la historia de la institutriz Émilie Sagée, aquejada de una rara afección, que se instala en una residencia de señoritas para impartir clases de francés. Situada entre los años 1844 y 1846, la novela combina elementos góticos y románticos de una manera muy personal. Como muy personal es la mezcla de ingredientes que el escritor zamorano agita en Cabaret Biarritz, ganadora del Premio Nadal 2015, el más veterano de los galardones literarios que se conceden en España.

En la tradicional Noche de Reyes en la que se hace público el nombre del ganador, José C. Vales señaló que era un escritor dormido. Está claro que ahora ha despertado, y esperemos que, una vez pasado el tour de la promoción del Nadal, pueda continuar bien despierto para brindar a los lectores que cosechará con Cabaret Biarritz una nueva novela tan atractiva como esta.

Cabaret Biarritz se desarrolla en 1925 en la célebre localidad francesa, que no tiene nada que envidiar a París como epicentro de una Europa bulliciosa y vitalista que se afana en olvidar la Primera Guerra Mundial, ajena todavía al desastre y el horror en el que se sumirá no mucho tiempo después. Quizá por eso en el ambiente festivo de Biarritz aparece como premonición el cadáver de una joven sujeto a una argolla en el muelle. A los quince años de tan luctuoso suceso, que conmocionó a la alegre ciudad, el escritor de literatura popular Georges Miet será el encargado de desvelar el misterio.

Valiéndose del recurso del manuscrito encontrado, a la novela se antepone una introducción titulada Génesis, olvido y resurrección de las ‘entrevistas de Biarritz’, escrita por Eliazer Marcos Inxausti, quien explica cómo Georges Miet realizó todas esas entrevistas que ahora se editan y con qué propósito. Sabemos así que Georges Miet, “artrítico, cojo y casi ciego”, “andrajoso y tullido”, fue un escritor al servicio de la casa editorial La Fortune, especializada en obras no precisamente de gran literatura, a cuyo frente se encontraba Philippe Fourac, convencido de que Miet podía servirle para “componer libros”. Durante tres años, Miet escribió “historias de dudoso valor (literario y moral)”, bajo distintos seudónimos. En 1938, con el fin de satisfacer las ansias de Miet de escribir verdadera literatura y, también, para mantenerle fiel a la editorial, Philippe Fourac le propuso que elaborara una novela “seria” en torno a los dramáticos hechos acontecidos en Biarritz en el verano de 1925. Miet se dedicó con entusiasmo al proyecto, a pesar de contar con escasísimo apoyo crematístico por parte de la editorial. Pero llegó un momento en el que a esta dejó de interesarle la historia, contrariamente a Miet que se propuso terminarla contra viento y marea. Tras varias peripecias, el manuscrito de Miet llega a Eliazer Marcos Inxausti.

La novela la forman así una treintena de respuestas y comentarios, cada uno en un capítulo, que otros tantos personajes de muy variado pelaje y condición dieron a Miet sobre la muerte de la joven encontrada en el muelle. Toda una fauna que compone una “vitrina pintoresca”, según tituló Pío Baroja uno de sus libros. Toda una fauna extravagante en la que se codea la aristocracia, en no pocos casos venida a menos, con prostitutas y delincuentes más o menos de guante blanco. También artistas y periodistas. Precisamente serán estos, el fotógrafo Galet y el periodista Paul Villequeau, los que, como descubre Miet, llevaran a cabo, frente a la desidia policial, las investigaciones que permitieron aclarar el caso.

José C. Vales nos sirve una novela coral, con polifonía de voces, en la que hace alarde de distintos estilos que singularizan la manera de hablar de cada personaje en consonancia con su condición. Una novela que maneja con soltura la parodia, la caricatura y la ironía, trufadas no pocas veces de sarcasmo, que entremezcla la crónica con una trama de relato policiaco, para ofrecernos finalmente un fresco de las luces y las sombras de una época y una cosmovisión, presidida en buena medida por el carpe diem, mientras que están por llegar tiempos oscuros. Biarritz es la ciudad alegre y confiada, pero, no lo olvidemos, con un cadáver en el puerto.

Hay que destacar el hallazgo del personaje de George Miet, un escritor dormido que, más allá de sus trabajos alimenticios, no renuncia a la literatura, a la que despierta con sus entrevistas de Biarritz.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios