www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RELATOS

Alicia Giménez Bartlett: Crímenes que no olvidaré

domingo 22 de febrero de 2015, 14:31h
Alicia Giménez Bartlett: Crímenes que no olvidaré
Destino. Barcelona, 2015. 368 páginas. 18,50 €. Libro electrónico: 9,99 €

Por Carmen R. Santos

Pepe Ruiz es un guardia de seguridad en una discoteca. Para mantenerse en forma frecuenta un gimnasio, donde no mantiene precisamente buenas relaciones con el resto de los usuarios. Pepe Ruiz es un machista, un provocador y un broncas. Un día, aparece muerto dentro de la sauna, completamente achicharrado. Pero no ha sido un accidente. Alguien, de manera intencionada, cerró la puerta por fuera y puso el termostato al máximo. Dado su carácter, no es extraño que quizá su asesino pudiera ser una persona con quien hubiera tenido un altercado o quizá el culpable sea el candidato más insospechado. Pero no se preocupen, la inspectora Petra Delicado y su compañero, el subinspector Fermín Garzón, siempre resuelven el caso que se les encomienda. Como debe ser.

“Muerte en el gimnasio” abre Crímenes que no olvidaré, conjunto de nueve relatos escritos por Alicia Giménez Bartlett entre febrero de 1997 y agosto de 2014. Si bien algunos se han publicado en revistas o recopilaciones del género en otros países, en España eran hasta ahora inéditos. Con este volumen, regresa la singular policía y lo hace en un momento muy oportuno, cuando su creadora acaba de recibir el X Premio Pepe Carvalho, impulsado por el Ayuntamiento de Barcelona -donde reside Giménez Barlett- en el marco del festival BCNegra, y que desde 2006 viene distinguiendo a autores de cualquier nacionalidad que sean nombres reconocidos en el ámbito de la narración policiaca. Así, ha recaído en Henning Mankel, P.D. James, y Andrea Camileri, entre otros.

Aunque desde su aparición en 1996 con Ritos de muerte, Giménez Bartlett ha desarrollado la serie protagonizada por Petra Delicado en novelas -recordemos Serpientes en el paraíso, Nido vacío, Nadie quiere saber….-, en Crímenes que nunca olvidaré demuestra que también domina las distancias cortas, pues en las pocas páginas de cada relato sabe comprimir los acontecimientos, consiguiendo involucrarnos en la lectura. Y, con sucintos pero adecuados trazos, perfilar personajes como la madame de “La voz de la sangre”. Asimismo, a pesar de la brevedad, ni Petra Delicado ni Fermín Garzón pierden sus señas de identidad. Porque, sin duda, en la pareja de policías y en su contraste tiene la serie una de sus mejores bazas.

Como es sabido, uno de los mayores retos se tiene que abordar el autor de novelas policiacas es dar vida a un investigador con un toque genuino y que resulte atractivo. A ese reto, Giménez Bartlett añadió el de que su personaje fuera femenino: “Quería un personaje que fuera mujer y que tuviera protagonismo. Porque la mujer en la novela negra o es la víctima, que aparece muerta en la primera página, o es la ayudante de alguien”, ha explicado la propia escritora.

Petra Delicado no es, sin embargo, un personaje de una pieza ni tampoco angelical solo por el hecho de ser mujer, lo que resulta muy acertado. Es feminista, pero no destila un plano feminismo buenista. En uno de estos relatos, en una conversación con Fermín Garzón, se lee: “-Bueno, pues en eso consiste la igualdad, ¿o usted cree que las mujeres sólo queremos igualarnos a los hombres en lo bueno. –Eso pensaba yo.-Pues lo pensaba mal”.

Tan dura como sensible en consonancia con su nombre, Petra Delicado hace gala de una singular ironía y un afilado sentido del humor que le sirven de escudo frente a toda la miseria moral a la que tiene que enfrentarse. En el nutrido panorama de la novela policiaca, donde las damas del crimen ocupan un lugar preeminente, Alicia Giménez Bartlett –autora también de títulos no de este género, como Nadie te encuentre, Premio Nadal 2011-, es un nombre imprescindible.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios